Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

El Gobierno pide al PP que no use la gripe como arma política

Sanidad cree que el apoyo de los populares es vital para atajar la crisis

El PP ha decidido meter la crisis de la gripe A en su agenda de temas con los que hacer oposición y ruido contra el Gobierno. Ayer puso en tela de juicio la actuación del Ejecutivo frente al H1N1 con una batería de reclamaciones. Exigió que se vacune a la mayoría de la población, que vuelva el Tamiflu a las farmacias y pidió de manera formal la comparecencia de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, para informar sobre las medidas contra la pandemia. Sanidad fue tajante en su respuesta: "No ha habido color político en la gestión de la crisis y es vital que no lo haya. El PP es y ha sido parte de la solución", dijo el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, quien pidió al PP que no haga oposición con la salud pública. "Deben explicar por qué introducen el debate partidista en la gestión de la gripe A. No es bueno para los ciudadanos".

Pero, con o sin color político y tras meses de consenso, el PP acusa ahora al Gobierno de "falta de liderazgo". "Hace falta criterio común y unidad para todas las comunidades", dijo la responsable de Políticas Sociales del PP, Ana Pastor. Sanidad contesta: todas las decisiones se han tomado "por unanimidad". De hecho, los responsables de Sanidad de las autonomías, incluidos los del PP, permanecieron ayer al margen de la polémica. Todos se reunirán con el ministerio otra vez el lunes.

- Vacunas. Las críticas del PP son claras: hacen faltan más. Exigen al Gobierno que vacune a la mayoría de los españoles. "La única arma contra el virus es inmunizar", dijo Pastor. El Gobierno, sin embargo, ha comprado dosis para el 40% de la población. Cantidad que considera "suficiente". Sanidad no es partidaria de vacunaciones masivas. Además de que es innecesario, dicen, la vacuna aún no está lista y, al principio, estará disponible sólo en esa cantidad limitada. Algunos expertos creen que lo ideal sería vacunar al 60% de la población si hubiera suficientes inmunizaciones. Pero la decisión de comprar dosis para el 40% de los ciudadanos -el 30% que se calcula que son los grupos de riesgo de la gripe común más un 10% adicional- fue tomada con el consenso de todas las regiones. Sobre las dudas sembradas por el PP por la falta de garantías de suministro, Martínez Olmos afirma: "No es una cuestión económica. No se van a escatimar recursos". El Gobierno ha adelantado el dinero, pero se lo descontará a las comunidades.

- Antivirales. El PP pide al Gobierno que los antivirales vuelvan a las farmacias. En abril, cuando la gripe A todavía no era pandemia, el Ejecutivo los retiró de las boticas para controlar su uso y evitar que se pudieran generar resistencias al virus. Sin embargo, Sanidad ha aclarado que los antivirales podrían volver a las farmacias "si las circunstancias lo aconsejan, y siempre con el consenso de las comunidades". De momento, el acceso a estos fármacos, que se consiguen en el propio centro sanitario y que sólo se da a pacientes con factores de riesgo, está asegurado, dice el Ejecutivo.

- Grupos de riesgo. Pastor exigió al Gobierno que determine los grupos de riesgo definitivos. Éstos no se decidirán hasta octubre, y se hará de forma común en el seno de la UE. "Trabajamos en un protocolo común europeo. Eso es unidad", señala Martínez Olmos. Ayer, la UE recomendó inmunizar de manera prioritaria al personal sanitario, embarazadas y enfermos crónicos. Grupos a los que España añadió hace un mes a los niños, profesores y trabajadores de servicios esenciales. Sanidad sostiene que todo el que necesite la vacuna la tendrá y no descarta comprar más dosis o ampliar los grupos de riesgo.

- Colegios. El PP pide que Jiménez informe "de los criterios aplicables al inicio del curso escolar". De momento, Sanidad no recomienda alterar el comienzo de las clases. "No hay base científica para ello y no se puede generar incertidumbre en ese tema", dijo Martínez Olmos. Sólo Navarra pretende alterar su calendario para hacer un inicio escalonado. Otras comunidades, como Cataluña no sólo lo descartan, sino que recomendarán en el Consejo Interterritorial del próximo lunes no hacerlo, informa Josep Garriga. Sanidad evitó elaborar un protocolo específico para las profesoras embarazadas. "No ir al colegio no impide el contagio", dicen.

EE UU prevé que haya hasta 90.000 muertes

La nueva gripe podría causar entre 30.000 y 90.000 víctimas mortales en Estados Unidos. El triple que la gripe común (que deja unos 35.000 muertos al año). Es la previsión del Consejo presidencial de asesores en ciencia y tecnología del Gobierno de Obama, hecha pública en un informe el lunes. Este comité define la gripe A como una "seria amenaza para la nación".

EE UU prevé que la llegada del frío al país será muy dura. Casi dos millones de estadounidenses podrían ser hospitalizados debido a la pandemia, dicen. De ellos, más de 300.000 serán enfermos graves y necesitarán ingresar en cuidados intensivos. La diferencia de la nueva gripe, dicen los expertos en el documento oficial, es que está causando la muerte de personas mayores y adolescentes, mientras que la gripe estacional se ceba sobre todo en los ancianos. Los asesores científicos de la Administración estadounidense pidieron al Gobierno que colabore con las empresas farmacéuticas para acelerar la llegada de la vacuna contra el H1N1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de agosto de 2009

Más información