Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia permitirá a EE UU el uso de bases aéreas

Estados Unidos podrá utilizar tres bases aéreas militares colombianas, según un acuerdo que ultiman ambos países y que podría ser firmado en dos semanas. El objetivo del acuerdo, que amplía antiguos pactos de cooperación, es optimizar la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, incluido desde 2002 en la ayuda norteamericana, y suplir en parte la capacidad operativa que pierde Estados Unidos con el cierre de su base en Manta (Ecuador).

Las bases elegidas (Malambo, Palanquero y Apiay) cubren tres regiones del país, aunque queda fuera la región pacífica, donde se mueve con mayor fuerza el negocio del narcotráfico. El acuerdo podría incluir, a petición de Colombia, dos bases más (Larandia y Tolemaida), donde ya hay personal estadounidense.

El tope de militares (800) y contratistas estadounidenses (600) no cambia. Fue establecido desde 2002 en el Plan Colombia, y según datos oficiales sólo ha llegado, este año, a 84 militares de planta y 243 contratistas.

Según los expertos, Colombia tendrá una herramienta poderosa: acceso a información de inteligencia, en tiempo real, que se obtenga con los sofisticados equipos norteamericanos. Los ministros de Relaciones Exteriores, Defensa e Interior aseguraron el miércoles que Colombia no perderá en ningún caso las riendas de las bases implicadas.

Aunque aún no se ha concretado, el acuerdo ha suscitado controversia entre algunos dirigentes de la oposición. El liberal Rafael Pardo mostró su preocupación por que pueda aumentar la tensión con los vecinos Ecuador y Venezuela, mientras el izquierdista Carlos Gaviria dijo que el acuerdo viola la soberanía nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de julio de 2009