Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alquiler para parados desahuciados de sus pisos

El consejero de Transportes, Obras Públicas y Vivienda, Iñaki Arriola, se estrenó ayer en el primer pleno de control al Gobierno de la historia del Parlamento con un anuncio para combatir la crisis y tachando de "irresponsable" al anterior equipo de Vivienda por poner en marcha medidas sin soporte jurídico ni presupuesto. Arriola confirmó en la Cámara que el Gobierno ha suprimido las actuaciones que aprobó a última hora el anterior consejero de Vivienda, Javier Madrazo, para ayudar a los ciudadanos amenazados de perder su vivienda por haberse quedado en paro y no poder pagar la hipoteca, porque carecían de una normativa que las sustentara y de partida económica.

A cambio, anunció otro tipo de medidas para paliar la situación de los parados en general y no sólo de los sobrevenidos, aquellos que se hayan visto afectados en los últimos meses en algún expediente de regulación de empleo (ERE) con extinción de contratos. El Gobierno ofrecerá pisos de alquiler procedentes del programa Bizgune (arrendamiento de viviendas vacías) a los parados que sean desahuciados por no poder hacer frente al pago de la hipoteca. Y por otra parte, también avanzó que el departamento ofrecerá a los promotores de vivienda libre 27.000 euros por usar durante cinco años cada piso "terminado y no vendido", con el fin de ofrecerlos en alquiler protegido a quienes pierdan su casa por una ejecución hipotecaria.

El Gobierno ofrece 27.000 euros a los promotores por ceder sus pisos sin vender

Arriola recordó que las medidas de Madrazo incluían adquirir la vivienda al desempleado si el banco renunciaba al 20% del préstamo y ofrecerle la alternativa del alquiler. Si en el futuro mejoraba su situación, el inquilino podía recomprar la vivienda nuevamente al Gobierno. Ahora ya no existirá esa posibilidad porque el Ejecutivo no comprará ninguna casa. "Compra no, alquiler transitorio, sí", zanjó el titular de Vivienda.

Con la suspensión de las medidas de Madrazo "no se ha perjudicado a nadie", aclaró, ya que se han resuelto los 30 expedientes que se habían presentado hasta el mes de mayo, cinco de ellos de forma favorable.

Los formularios que se colgaron en la página web del departamento en febrero pasado -consultados por 2.000 personas durante las tres primeras semanas- han sido retirados para que no se presenten más demandas.

El portavoz de EB Mikel Arana defendió el modelo propuesto por Madrazo, aunque admitió que podía ser mejorable, y consideró que las medidas anunciadas por Arriola consisten en "usar el alquiler como medida asistencial". Para Arriola, lo importante es "garantizar que las personas tengan una vivienda donde cobijarse y no tanto amparar la propiedad". Y añadió que dentro de cinco años, cuando concluya el contrato con los promotores que acepten las medidas,

quizás no haya que hacer frente a estos programas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 2009