Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

"Todo el que la necesite" tendrá vacuna contra la nueva gripe

Las comunidades delegan en Sanidad para que negocie con los laboratorios - Los estudiantes se resisten a volver a los colegios de Madrid afectados

Por una vez, el sistema sanitario español actuará con una sola voz. Los representantes de las comunidades autónomas y del Ministerio de Sanidad acordaron ayer en Mérida (Badajoz) que sea el departamento que dirige Trinidad Jiménez el que logre un acuerdo con los laboratorios que asegure que haya suficientes vacunas contra la nueva gripe. La tendrá "todo el que la necesite", dijo la ministra después de la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Se calcula que habrá que pedir tratamiento para un 25% o un 30% de la población. Este porcentaje es el de los habitantes que se vacunan cada año contra la gripe estacional (la que aparece cada invierno) en España, uno de los países que más utiliza este remedio. En estos momentos, hay al menos 199 afectados por el virus del H1N1.

El brote de Leganés afectará al 30% de los alumnos, según las autoridades

Con este consenso se evita que, como sucede en otros temas sanitarios, cada comunidad vaya por su cuenta. La unanimidad no es lo habitual en el sistema sanitario español, con las competencias transferidas a las comunidades autonómicas.

La decisión de unificar las negociaciones garantizará las mejores condiciones de precio y disponibilidad. Y también que se sea de los primeros en recibir la vacuna, aunque esto último dependerá de la situación después del verano. Porque por mucho que quieran, no habrá vacunas hasta otoño. Y nadie sabe cuál será la situación de la epidemia en España para entonces.

Mientras se celebraba la reunión del consejo, la calma se resistía a volver a los centros educativos de Leganés (Madrid) que han tenido brotes de nueva gripe. El instituto Isaac Albéniz y el colegio público Pío Baroja abrieron ayer sus puertas tras el cierre de un día decretado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, fueron pocos los estudiantes que decidieron ir a clase. Sólo 57 de los 420 alumnos del Isaac Albéniz, según el director del centro, Juan José Uzquiano, y 214 de los 495 matriculados en el Pío Baroja. Entre ambos centros suman 23 casos confirmados de nueva gripe, según confirmó el Ministerio de Sanidad, y hay uno más en la guardería Locomotora de Madrid. Las personas sospechosas de estar afectadas por el H1N1 son 85. Los responsables de Sanidad y de Educación de la Comunidad de Madrid informaron ayer a los padres de los dos centros que prevén que un 30% de los estudiantes se vean afectados por el H1N1.

"Soy la única de mi clase de 22 alumnos", decía ayer por la mañana una alumna del Instituto Isaac Albéniz, donde anoche se habían confirmado 21 casos de nueva gripe y quedaban 60 más en estudio. Debido a la poca asistencia y a la situación actual se han suspendido todos los exámenes previstos para esta semana. "Se harán en fechas posteriores", dijo Uzquiano.

El brote del H1N1 ha trastocado la vida académica. Hasta el lunes las clases no se impartirán al ritmo normal, según dijo Sofía, otra estudiante, tras hablar con los profesores. Y es que, ante la escasa asistencia, muchos de los alumnos que fueron al centro se plantearon abandonar las aulas hasta que se normalice la situación. El director aseguró, en todo caso, que la situación ya está normalizada y que espera que en los próximos días se incorporen más estudiantes a las clases.

Pero la preocupación aún reina entre las familias. Irma Gallardo, madre de dos estudiantes del Isaac Albéniz, alumnos de 3º y 1º de ESO, decidió llevarse a los dos niños a casa. "Como madre, tengo obligación de proteger a mis hijos, y si los dejo en el instituto podrían ponerse enfermos", argumentó. Gallardo criticó la reapertura del centro. "No entiendo por qué si cerraron un cuartel durante una semana, no hacen lo mismo en un centro donde hay adolescentes y niños".

Gallardo no fue la única en quejarse. Sin embargo, Pepa O., madre de otro alumno del mismo centro, restó importancia al brote. "Los síntomas son muy leves", dijo, y criticó el "acoso en el trabajo" que sufren los padres por llevar a los niños a clase.

En el colegio público Pío Baroja, donde ya hay un caso confirmado y otro en investigación, algunas familias optaron también por llevarse a sus hijos otra vez a casa, al ver la poca asistencia de alumnos. De los que quedaron, como los de 2º de Primaria, muchos se juntaron en una sola aula, porque faltaban tutores. Algunos padres contaron que decidieron llevar a sus hijos al colegio porque no tenían con quién dejarlos. Alfredo Martín, padre de un niño de 3º de Primaria, explicó que sólo podía dejar al pequeño con los abuelos. "Una no muy buena alternativa, ya que los mayores son un grupo de riesgo y si se contagian es peligroso", dijo.

Los dos centros repartieron circulares en las que se pide a los padres que no lleven a clase a aquellos niños que tengan síntomas de gripe.

Diario de la crisis

- Casos. Ayer tocaba actualizar datos (EE UU, como España, ya no da información diaria del número de infectados por la nueva gripe), lo que ha supuesto un brusco aumento del número de afectados. La Organización Mundial de la Salud los cifró en 19.273 (ayer daba 18.965). En cambio, los fallecidos siguen en 117.

- África. Las sospechas se han confirmado, y ya hay un enfermo de H1N1 en Egipto. Es el primer africano, y coincide con un país que sólo este año ha tenido 27 casos en humanos de gripe aviar, de los que han muerto cuatro.

- Boicoteo de Rusia. El país europeo, que ya tiene tres infectados, ha levantado el veto a los productos porcinos españoles y japoneses. Esta medida, tomada al principio de la crisis, fue considerada "innecesaria" y "perjudicial" por la OMS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 2009

Más información