Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón niega negligencia en la gripe y acusa al PP de propagar la alarma

Rifirrafe en el Congreso por el brote de H1N1 en la academia del Ejército

"No ha durado ni un mes", se lamentó el portavoz de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. El consenso que guió hasta la semana pasada el tratamiento de la epidemia de nueva gripe saltó hecho añicos ayer en el Congreso. La sesión conjunta de las comisiones de Sanidad y Defensa se convirtió en un rifirrafe entre el PP y la ministra de Defensa, Carme Chacón, con la campaña electoral europea de telón de fondo, al que la titular de Sanidad, Trinidad Jiménez, asistió casi como espectadora.

Aunque aseguró que no fue hasta el miércoles por la tarde, tres días después del inicio del brote infeccioso en la Academia de Ingenieros de Hoyo de Manzanares (Madrid), cuando fue informada a través de su gabinete, Chacón avaló las decisiones de los mandos militares, incluida la autorización de una visita de 75 escolares el mismo día 20.

Defensa da por superado el riesgo de contagio de los escolares

"Todos hubiéramos preferido que la visita nunca se hubiera llevado a cabo", admitió, para agregar que "esto es fácil decirlo a la vista de lo que ahora sabemos", pero no con la información que se tenía entonces. "No hubo negligencia por parte de los mandos del acuartelamiento", concluyó, y menos aún mala fe, pues algunos escolares eran hijos de militares, por lo que tampoco habrá medidas disciplinarias, una vez concluido el expediente informativo que encargó el viernes al jefe del Ejército.

Chacón aseguro que los servicios de la sanidad militar aplicaron el protocolo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), "de forma mucho más estricta de lo exigible", a pesar de que no creían que se tratara del virus H1N1, pues no se daba ninguno de los criterios epidemiológicos asociados al mismo -viaje reciente a México, contacto con alguna persona diagnosticada o manipulación de muestras en laboratorio- y sostuvo que su departamento actuó desde el primer momento "en coordinación y consenso" con Sanidad.

Pero lo que provocó iras y abucheos en las filas del PP fueron sus repetidas críticas a quienes han contribuido "a la propagación de ese otro virus también a combatir: la alarma social". Y, especialmente, su alusión a la "injustificable irresponsabilidad" de Mariano Rajoy "por inventarse el aislamiento de 100 militares" en la base de Bétera (Valencia), una medida que nunca se adoptó. "Ustedes demuestran un claro desinterés por el bienestar de los ciudadanos o, lo que es peor, un claro interés por sembrar la alarma", les espetó.

Con no menor dureza le respondió el portavoz popular, Santiago Cervera, quien acusó a la ministra de faltar a la verdad, de poner en riesgo a los escolares que visitaron la base y de contribuir a la difusión del virus.

Más sutil, Jordi Xuclá, portavoz de Convergencia i Unió (CiU), acusó a la ministra de no ser capaz de trabajar en equipo ni reconocer sus errores.

Trinidad Jiménez, que con su presencia quiso desmentir la imagen de descoordinación, ratificó la versión de Defensa de que el primer aviso a Sanidad se dio el día 19, a pesar de que ella dijo el 21 en el Congreso que su ministerio fue informado ese día.

Chacón restó gravedad a la epidemia recordando que, hasta ahora y en España, se trata de una dolencia leve, que responde al tratamiento en todos los casos y no deja secuelas, mientras que Jiménez admitió que el virus podría haber pasado desapercibido de no haberse producido el contagio en un cuartel.

Ambas se mostraron convencidas de que el brote de Hoyo de Manzanares está remitiendo, ya que hasta ahora sólo hay 25 casos confirmados (todos ellos dados de alta) y ayer había 62 militares en observación. Es decir, 19 menos que el martes.

"Quizá hemos conseguido evitar el contagio en los cuarteles", dijo la ministra de Sanidad con cautela. Ayer se supo que un soldado destinado en Hoyo, de permiso en Pontevedra, padece síntomas gripales y se esperaba el diagnóstico de tres militares en Valencia y Melilla. La buena noticia es que se descartó que estuvieran infectados por el H1N1 dos de los tres casos sospechosos de El Ferral (León). En esta base siguen inmovilizados 88 militares y otros 346 en Hoyo, en principio, hasta el fin de semana.

"El periodo de incubación del virus es de una semana y hoy hace ocho días de la visita de los escolares a la Academia Militar. Creemos que ya podemos descartar que alguno se contagiara", dijeron anoche fuentes de Defensa. Con alivio.

Cronología

- Domingo 17. Se presenta al botiquín un soldado con síntomas de gripe en Hoyo de Manzanares (Madrid).

- Lunes 18. Trece alumnos enfermos. Cuatro de ellos atendidos en el hospital de Torrelodones, que les da el alta. Visita de 75 alumnos del colegio Virgen de la Encina.

- Martes 19. Llega a la base un equipo de epidemiólogos. Se informa al Centro de Coordinación de Alertas de Sanidad. Se envían 12 muestras al Instituto Carlos III.

- Miércoles 20 Un segundo grupo de 75 escolares visita la base. Ingresan seis soldados en el hospital Gómez Ulla. Se informa al Gabinete de Chacón.

- Jueves 21. A las 17.45 se informa desde el Instituto Carlos III de que 11 de las 12 muestras son positivas. Tres hospitalizados más.

- Viernes 22. Se confirman los positivos. 77 soldados en observación y más de 500 confinados en la base.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 2009

Más información