Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Martínez Sistach sitúa el aborto, la píldora y el Holocausto como "atentados contra Dios"

El cardenal arzobispo de Barcelona anima a recurrir las leyes "contra la vida"

No tuvo el tono apocalíptico de la homilía que el cardenal Jaochim Meisner pronunció en la catedral de Colonia (Alemania) hace unos años, en la que comparó el aborto con el Holocausto. El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, utilizó ayer un tono mucho más suave para llegar a una conclusión similar: el aborto y la píldora del día siguiente son un episodio más de los atentados contra la vida, de los que hemos tenido un ejemplo con el Holocausto. Martínez Sistach agregaba sus declaraciones a la estela de quienes en los últimos años no han dudado en utilizar el genocidio nazi como elemento de comparación con el aborto, la eutanasia y la píldora, a la que recientemente el Gobierno de Zapatero ha dado luz verde.

"La Biblia nos enseña que el hombre y la mujer fueron creados a imagen y semejanza de Dios. Tocar a un hombre o a una mujer es tocar a Dios. Matar a un ser un humano es matar a Dios", aseguró el cardenal. "Históricamente se han visto barbaridades como el Holocausto", concluyó.

Durante una entrevista a la emisora Catalunya Informació, el prelado destacó que la sociedad con estas leyes "está perdiendo el norte". Todas estas normas, a juicio de la jerarquía católica, abonan el relativismo moral que contamina, según el Vaticano, a las sociedades democráticas. Para los críticos con estas tesis, como el filósofo Paolo Flores d'Arcais, todas esas condenas -empezando por las de Benedicto XVI- forman parte de "una cruzada oscurantista" que pretende condenar la modernidad, atacando el corazón de la Ilustración.

Martínez Sistach subrayó que la sociedad "debe respetar la vida humana como sea, porque todos tenemos limitaciones; si no, sólo podrían vivir unos cuantos, porque estaríamos en una sociedad egoísta y hedonista", sentenció. ¿Cómo recuperar pues ese norte moral necesario? De momento acudiendo a los tribunales. En este sentido, el prelado animó a toda organización que tenga capacidad a recurrir ante la justica. Por lo pronto, lo ha hecho la asociación ultracatólica E-Cristians. ¿Y la Conferencia Episcopal Española? Pues, por ahora, a Martínez Sistach no le consta que la cúpula del episcopado vaya a hacerlo.

"La sociedad debe hacer leyes que fomenten la vida", sostuvo Martínez Sistach, para quien las leyes deberían ser "pedagogas" en una sociedad en la que, sin embargo, domina "la ideología".

"¿Cómo se puede abortar a los 16 años sin consentimiento de los padres, sin que lo sepan?", aseguró, y dijo que la ley supone "el aborto libre". También lamentó que muchas madres decidan poner fin a un embarazo cuando saben que el feto tiene algún tipo de problema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de mayo de 2009