Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Cinco españoles, atrapados en China

Carecen de síntomas del H1N1, pero estarán aislados hasta el día 8 de mayo - Hong Kong busca a los pasajeros que viajaron con el mexicano infectado

Cinco turistas españoles están aislados en el hotel Metropark de Hong Kong donde se alojó el mexicano infectado con H1N1, el primer caso detectado en China. Se trata de tres vascos -uno de ellos un joven turista-, una mujer barcelonesa llegada para participar en una feria, y un quinto cuyo origen no ha trascendido. Todos han preferido mantener el anonimato, asegura Juan Luis Flores, cónsul de España en Hong Kong.

"A tres de ellos se les han hecho pruebas en un hospital, y luego han sido devueltos al hotel. Todos se encuentran bien y tranquilos. No tienen síntomas de la enfermedad. Han sido tratados con Tamiflu. Han hablado con sus familiares, y permanecerán aislados hasta el 8 de mayo", explica Flores por teléfono.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación aseguraron ayer que los cinco españoles han dado negativo en las pruebas del virus de la nueva gripe, pero han de permanecer a la espera para cumplir los protocolos de sanidad chinos, informa Servimedia.

Las autoridades de Hong Kong están intentando localizar por todos los medios a las personas que pudieron entrar en contacto con el joven mexicano que llegó el pasado jueves a la ex colonia británica enfermo de la gripe H1N1. "Éste es un momento crítico", dijo ayer York Chow, responsable de Sanidad del territorio. Los funcionarios buscan los 142 pasajeros del vuelo MU505 de la compañía China Eastern con la que el hombre de 25 años, cuyo nombre no ha sido revelado, viajó a Hong Kong desde Shanghai, donde hizo escala procedente de México. Han sido localizados 36 viajeros que se sentaron cerca del enfermo y los dos taxistas que le llevaron el jueves del aeropuerto al hotel y luego al hospital.

Nada más confirmarse que el mexicano estaba infectado -el primer caso registrado en Asia, al que sumado una monja de 51 años que acababa de regresar desde México a Corea del Sur y que está en observación-, las autoridades sellaron y pusieron en cuarentena durante una semana el hotel Metropark en el que se hospedó, con alrededor de 200 clientes y 100 empleados dentro; una decisión que ha sido calificada de excesiva por algunos expertos. Empleados del Metropark, de cuatro estrellas, declinaron explicar la situación en el interior.

Unas 60 personas que estaban en el establecimiento y tenían síntomas ligeros de la enfermedad han sido enviadas a hospitales para hacerles chequeos. Otras 12 que se han negado a permanecer en el hotel han sido confinadas en un campo de vacaciones en las afueras de la ciudad.

Chow afirmó que las medidas tomadas son de precaución y la gente no debe ser presa del pánico. "En este momento, no hay signos de un brote potencial en nuestra comunidad", señaló.

El joven mexicano se encontraba ayer en estado estable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de mayo de 2009