Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Alerta sanitaria

Un miembro del equipo de Obama, posible afectado

El número de afectados en Estados Unidos por la gripe porcina supera ya el centenar. Con casos confirmados en 13 Estados, el Centro de Control de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) aseguraba ayer que contaban con el peor de los pronósticos: tener más muertes. Mientras tanto, el Gobierno ha dejado claro que no tiene ninguna intención de cerrar la frontera con el vecino México, epicentro de la enfermedad.

Primero fue el presidente Barack Obama quien aseguró en la rueda de prensa con motivo de sus 100 días en el poder que la medida resultaría infructuosa. "Sería inútil cerrar las puertas del establo cuando los caballos ya están fuera, ya que tenemos casos en Estados Unidos". Uno de los integrantes de la delegación de Obama que acompañó al presidente en su visita a México ha presentado síntomas que podrían corresponder al brote de gripe. Tres miembros de la familia de este funcionario han dado positivo a las pruebas de tipo A y ahora están a la espera de que se determine si se trata del H1N1. Ninguno ha requerido ni hospitalización ni medicación.

Hasta el momento han sido confirmados casos de gripe porcina en 13 estados: 51 casos en Nueva York; 26 en Tejas; 14 en California; 10 en Carolina del Sur; dos en Kansas; dos en Massachusetts; uno en Michigan; uno en Minnesota; uno en Nebraska; uno en Nevada; uno en Ohio; uno en Arizona y uno en Indiana. A lo largo de todo el país han sido clausuradas decenas de escuelas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009