Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 65% de castellanohablantes ha intentado aprender euskera

Baztarrika alerta del riesgo de divorcio de comunidades

"Uno de los déficits más graves que soporta la sociedad vasca es la ruptura y la incomunicación entre los mundos del euskera y del monolingüismo castellano". Así de claro, alertando del riesgo de divorcio entre dos mundos distintos, presentó ayer el viceconsejero de Política Lingüística en funciones, Patxi Baztarrika, el informe Creencias y actitudes de la población castellanohablante hacia el euskera, elaborado por Unesco Etxea para el Gobierno vasco. "Afortunadamente", añadió Baztarrika, "la mayoría de la población opta por el bilingüismo". El estudio destaca que el 67% de los castellanohablantes ha intentado aprender euskera en algún momento de su vida, mientras que un 55% dice sentirse "cercano" a esa lengua.

El viceconsejero pide a sucesor que no ceda a presiones en materia lingüística

Más de la mitad de los encuestados dice estar interesados en aprender euskera en la actualidad, aunque citan como obstáculos para no hacerlo la idea de que el idioma es muy difícil y que aprenderlo de adulto resulta "casi imposible".

Sin embargo, el estudio, encargado hace tres años, también incide en la percepción de "dos mundos" a la que aludía Baztarrika y en que menos del 25% de los no euskaldunes reconocen sentirse realmente "interesados" en el euskera, mientras que un 10% dice no estarlo en absoluto.

El viceconsejero añadió que el objetivo del Gobierno saliente ha sido promover la convivencia de las dos lenguas, "más allá de su mera coexistencia", e instó al próximo Ejecutivo a seguir por ese camino. "Debemos hacer que sea posible el acercamiento al euskera de aquellos que aún se sienten lejos, sin que nadie tenga que renunciar a nada, ni al castellano, ni a pensamiento político alguno", añadió. La "inercia de los castellanohablantes monolingües que quieren seguir siéndolo" resulta incompatible, a su juicio, con el deseo de que el euskera sea patrimonio de todos los ciudadanos vascos.

Tras destacar el "compromiso claro y vital" con el euskera del delegado de Cultura del Ayuntamiento de San Sebastián, Ramón Etxezarreta, quien será su sucesor al frente de la viceconsejería, Baztarrika recalcó la necesidad de "consolidar el liderazgo institucional" que requiere la lengua vasca y pidió al nuevo ejecutivo que "no sucumba ante ninguna presión que signifique una marcha atrás en los consensos básicos para su normalización". En este sentido, abogó por "tomar como hoja de ruta" la agenda Euskera 21.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de abril de 2009