Reportaje:

De "bruto" a referente moral

Un estudio analiza la imagen de los gallegos en Argentina a través de la literatura

El tópico indica que al gallego en Argentina siempre se le ha identificado con un arquetipo de persona de pocas luces, algo tacaña aunque honrada a más no poder. Los chistes de gallegos que cada cierto tiempo se convierten en objeto de polémica mediática a ambos lados del océano son el argumento contundente que siempre se ha esgrimido como prueba irrefutable de que la imagen de los gallegos en el país austral ha quedado eternamente vinculada al tipo de emigrante que llegó a Argentina en las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del XX.

Sin embargo, toda verdad absoluta esconde grietas. Un amplio y pormenorizado estudio que acaba de publicarse sobre la imagen de los gallegos en la literatura argentina deja entrever que la identificación del gallego con un tipo bruto ya no está tan clara, aunque aún permanecen tópicos que es conveniente seguir desmintiendo.

Entre 1890 y 1940 un 20% de los sainetes se mofaba de los gallegos
En chistes y libros aparecían como personas tacañas y cortas de luces
En los últimos años su imagen se relaciona más con la honradez

La investigadora María Rosa Lojo, la experta en Literatura Marina Guidotti y el historiador Ruy Farias han trabajado durante cuatro años para analizar la imagen de los gallegos en la literatura, los sainetes y la prensa argentina. El resultado final es el libro Los gallegos en el imaginario argentino, un proyecto financiado por el Consello da Cultura Galega y que ha sido presentado hace unos días en Buenos Aires. Más que establecer conclusiones, el estudio realiza un pormenorizado análisis de la presencia de los gallegos en la literatura del país austral en diversas épocas.

"El estereotipo del gallego vinculado a trabajos de baja cualificación ya aparece en la literatura argentina del siglo XIX", explica María Rosa Lojo, quien señala que junto a las características negativas que suponen la falta de luces, la cortedad de miras y una cierta tacañería, también aparecen reflejadas cualidades como la honradez, la laboriosidad y el amor a la familia y a la tierra de origen. Los gallegos no fueron los únicos a los que se adjudicaron connotaciones negativas. La literatura de la época también refleja comentarios irónicos hacía otras colectividades afincadas en el país austral como como las integradas por italianos o rusos.

Del amplio análisis realizado en el estudio se pueden extraer otras curiosidades como el hecho de que las gallegas suelen aparecer como mujeres "guapas y seductoras" en la literatura frente a la imagen de fealdad que predomina en los chistes ilustrados.

Marina Guidotti, que ha analizado cerca de 3.000 sainetes escritos entre los años 1890 y 1940, apunta que las referencias a gallegos en términos jocosos dentro de esta modalidad teatral representan menos del 20% del total obras publicadas. "Eso indica que la imagen no era tan mala dentro de un género que tiene como principal objetivo hacer reír", añade Guidotti.

La asignatura pendiente que tiene la imagen de los gallegos en Argentina es su identificación con la intelectualidad, pese a que son muchos los que han vivido y desarrollado una importante actividad artística y literaria en Argentina. María Rosa Lojo explica que en los últimos años la figura del gallego se ha ido identificando cada vez más con una imagen de honradez que ahora se ha visto reforzada con el gran acontecimiento social que ha supuesto en el país la muerte de Raúl Alfonsín, el ex presidente con raíces gallegas que presumía de su origen y que se ha convertido tras su muerte en un referente moral frente a las prácticas habituales en la política argentina.

Ruy Farias, que ha estudiado la imagen de los gallegos en la famosa revista Caras y Caretas a principios de siglo, recuerda que esta publicación ya reflejaba las distintas facetas que desarrollaban los gallegos en Argentina en esa época e incluso pueden verse a través de sus páginas cómo florece el pensamiento regionalista y nacionalista.

"En la literatura argentina actual siguen apareciendo los estereotipos clásicos sobre el gallego pero, al mismo tiempo, se puede ver una visión cada vez más interior porque los escritores van reconociendo que los gallegos están dentro de ellos mismos. Eso es lo que va a predominar en la literatura del futuro", concluye María Rosa Lojo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 29 de abril de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50