Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:RICARDO ALFONSÍN | Dirigente de la Unión Cívica Radical de Argentina

"Kirchner perderá la mayoría en las legislativas"

La masiva manifestación cívica que significó el sepelio y entierro de Raúl Alfonsín en Buenos Aires, en los primeros días de este mes de abril, debe ser interpretada como una muestra del nuevo interés de la sociedad argentina por los valores republicanos que representó históricamente el ex presidente, y el radicalismo, en oposición al peronismo. "Este proceso de consolidación del radicalismo dependerá de lo que seamos capaces de hacer ahora nosotros mismos". Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente y dirigente él mismo de la Unión Cívica Radical (UCR), cree que el frente electoral lanzado el pasado domingo entre su partido, la Coalición Cívica que dirige Elisa Carrió, y los socialistas representa un paso importante en ese camino de recuperación institucional. "Kirchner va a perder la mayoría en las elecciones legislativas del próximo día 28 de junio y eso será muy bueno para Argentina porque les obligará a dialogar y a respetar el funcionamiento de las instituciones de este país", asegura Alfonsín, de 57 años, en una entrevista con EL PAÍS.

"Los argentinos han sido mucho más severos con el radicalismo"

"No creo que Cobos deba presentar su dimisión como vicepresidente"

Ricardo Alfonsín, que tiene un parecido asombroso con su padre, no sólo físico, sino también en la manera de hablar y de expresarse, cree que la sociedad argentina ha sido muy severa con el radicalismo, mucho más que con el justicialismo. Reconoce que la UCR no fue capaz de hacer frente a la crisis que sufrió el país en los años noventa y se estremece todavía recordando la salida apresurada del poder de Fernando de la Rúa (el último radical que fue presidente) y la terrible etapa de inestabilidad política, social y económica que le siguió.

"Es verdad que cualquier presidente que hubiera tenido que heredar la situación económica que se generó durante la etapa Menem hubiera encontrado los mismos problemas que la UCR. Tuvimos que hacernos cargo del Gobierno durante la peor crisis que ha sufrido Argentina, en 2001, pero no supimos enfrentar correctamente los problemas y la sociedad nos castigó mucho por ello", admite. "Quizás nos exige más a nosotros que al justicialismo, pese a que le hemos hecho infinitamente menos daño a este país que el PJ, porque somos un partido que ha hecho de la seriedad un valor fundamental y de la ética, una cuestión central de la política".

El dirigente radical cree que la tendencia de recuperación de la UCR es muy firme porque la sociedad, recobrada una cierta estabilidad económica e institucional, es ahora más exigente con el Gobierno. "Hay cosas que se han tolerado al ex presidente Kirchner y que la sociedad no esta dispuesta a tolerar, me parece a mí, a la presidenta".

Alfonsín valora muy positivamente el acercamiento del vicepresidente Julio Cobos, que fue expulsado en su día de la UCR por presentarse a las elecciones en la lista de Kirchner. "Cobos tomó una decisión importantísima cuando votó en contra del Gobierno durante el conflicto del campo porque estaba en riesgo la paz social y la sociedad dio un respiro de alivio cuando comprobó que el vicepresidente "descomprimía la situación", explica. Para Alfonsín, una parte de la sociedad atribuyó el éxito a la UCR. "Cobos formará parte del frente electoral radical, encabezando el espacio que ha creado, Confe [Consenso Federal]", asegura el dirigente de UCR.

"Yo no creo que Cobos deba presentar la dimisión como vicepresidente a consecuencia de su desencuentro con la presidenta". Alfonsín reconoce que la situación es atípica (los dos máximos mandatarios de la nación no se hablan). "Sí, no creo que figure en ningún manual de ciencia política", comenta con sonrisa cachazuda y sosegada, idéntica a la de su padre. "Pero la responsabilidad real es la del ex presidente Kirchner. Creo que el vicepresidente ha actuado con mucho decoro y dignidad, sometido como está al intento de hacerle la vida imposible". Cobos no asistió a la cumbre convocada por UCR porque esos días, precisamente, reemplazaba de manera oficial a Cristina Fernández de Kirchner, de viaje en Trinidad y Tobago.

El dirigente radical (que se presenta a las elecciones de junio por la importantísima provincia de Buenos Aires) se niega a aceptar la posibilidad de que la presidenta de la República renuncie al cargo si obtiene unos resultados muy pobres en los comicios legislativos. "No, no creo en esa posibilidad. Eso no va a ocurrir. Yo creo que va a actuar con seriedad. Tenemos problemas muy serios en Argentina y los resultados electorales van a permitir debatir públicamente, a la manera de los Pactos de la Moncloa, un proyecto de desarrollo nacional. Definir lo que queremos hacer los argentinos desde el punto de vista económico y social con el país".

¿Es posible pensar en una reunificación de todo el radicalismo? Ricardo Alfonsín cree que hay que dejar pasar un poco más de tiempo. "Me ilusiono con esa posibilidad, trabajo en esa dirección, pero no depende solamente de lo que piense y desee la UCR, sino de lo que piensen y deseen quienes se fueron de la UCR y ahora están construyendo este frente electoral con nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 2009