Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Audi asigna a Seat el todoterreno Q3 por la calidad de la fábrica española

Volkswagen comunicará hoy oficialmente la decisión, que Salgado celebra

"Después de un estudio exhaustivo de todos los criterios y una amplia comparación internacional de los centros de producción, nos hemos decidido por Martorell". Con estas declaraciones, el presidente de Audi, Rupert Stadler, informaba ayer, a través de un comunicado interno colgado en la intranet de la compañía, en Alemania, de la decisión de asignar la fabricación del nuevo todoterreno Q3 a la fábrica de Seat.

El anuncio fue publicitado, entre vítores y aplausos, por la UGT de Cataluña, que ayer por la tarde inició su 13º Congreso en Barcelona. Y eso, pese a tratarse de una excelente noticia para la industria española y esperada como agua de mayo por trabajadores, sindicatos, Seat, Gobierno y Generalitat, irritó al consorcio alemán y al ministro de Industria, Miguel Sebastián, que habían pactado anunciarlo oficialmente hoy, a bombo y platillo, tras la reunión del consejo de supervisión de Volkswagen (VW).

La empresa, que salva 1.500 empleos, iniciará la producción en 2011

Tanto el Ministerio de Industria como Seat dijeron ayer no saber nada y emplazaron a esperar la decisión que se tomará hoy en Wolfsburgo, donde se ubica el cuartel general de VW. Pero la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, la consideró una "excelente noticia". El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y la consejera catalana de Trabajo, Mar Serna, también aseguraron, tras intervenir en el cónclave sindical, no tener confirmación oficial al respecto, aunque expresaron su convencimiento de la adjudicación del modelo a Martorell.

Y el secretario general del metal de la UGT, Manuel Fernández Lito, al tanto del pacto de silencio, reprendió a sus compañeros catalanes e instó a esperar una noticia oficial para desatar "la euforia". Durante su intervención en el congreso, afirmó: "En estos momentos puedo aseguraros que el tema no está resuelto, por eso digo que tengamos paciencia. Los alemanes están siguiendo el congreso y no les ha gustado lo que hemos dicho".

Pero el comunicado interno de Audi, al que ha tenido acceso este diario, lo dice muy claro: "La decisión sobre el lugar de producción del Audi Q3 está tomada. El martes se adjudicó la producción al centro de Seat en Martorell, en España. La producción comenzará en 2011 con una capacidad anual de hasta 80.000 unidades. La inversión total alcanzará los alrededor de 300 millones de euros".

Stadler justifica la decisión -que la atribuye a Audi, no al consorcio, lo que denota el malestar de la marca, que ha estado batallando para que se fabricara en Alemania- a la "capacidad de rendimiento" de la fábrica de Martorell, "la alta calidad en el acabado y a la cualificación excelente de los trabajadores". El responsable de producción de Audi, Frank Dreves, añade que el Q3 "se producirá a partir de 2011 en Martorell según los parámetros de calidad de Audi".

El fabricante de Ingolstad no se refiere a ningún momento al acuerdo de congelación salarial, como recordó ayer Comisiones Obreras, que fue motivo de una división entre los dos sindicatos mayoritarios, que ayer se encargó de avivar el secretario general de la UGT catalana, Josep Maria Álvarez. La Generalitat también ha presionado a la plantilla para que aceptara la congelación, apelando a la "responsabilidad" de los trabajadores

La fabricación del Audi Q3 salva un excedente de 1.500 puestos de trabajo en Seat (alrededor de 1.200, según el comunicado de Audi). El presidente del comité de empresa, el ugetista Matías Carnero, destacó el esfuerzo de la plantilla y de las ayudas de las administraciones para la consecución del nuevo modelo. En 2009, el ministerio concederá al menos 100 millones a Seat y la Generalitat, más de 35. Por su parte, el responsable de Comisiones en Seat, David Matellán, se felicitó porque "desaparece cualquier incertidumbre sobre el futuro de Martorell".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de abril de 2009