Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los árboles de la (nueva) discordia

Aguirre puede multar a Gallardón con tres millones por las podas de Serrano

Los técnicos medioambientales de la Comunidad de Madrid siguen estudiando las posibles sanciones por la tala y la poda de árboles en Serrano. La concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Pilar Martínez, dijo ayer por la mañana que "en torno a un plátano [en alusión a la especie de árboles dañada con las obras de esa calle] no se puede hacer populismo", polemizar sobre un plátano es "hacer populismo". La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad, Ana Isabel Mariño, le respondió que se trata de "sentido común". Y, en medio, 34 plátanos de sombra talados y otros 186 árboles podados por las obras de remodelación de la calle de Serrano que han abierto, de nuevo, la polémica entre las dos administraciones. Una polémica que puede salir cara al Ayuntamiento, ya que las leyes que maneja la Comunidad para su informe establecen multas de hasta tres millones de euros por este tipo de hechos.

Pilar Martínez dice que polemizar en este asunto es "hacer populismo"

Ana Isabel Mariño cree que "garantizar la normativa" es de "sentido común"

El Consistorio dice que los trabajos fueron supervisados por los técnicos

Agentes del Seprona inspeccionaron la tala durante el fin de semana

Las conclusiones provisionales de los técnicos de la Dirección General de Medio Ambiente hablan de "podas abusivas" en 186 árboles entre la calle de Diego de León y la plaza de la Independencia y "desbroce masivo" de otros tres. Y mientras se redacta el informe definitivo, que puede difundirse hoy, los políticos se dedicaron ayer a opinar sobre talas y podas. "Estamos preocupados", afirmó el viceconsejero de Medio Ambiente. Manuel Beltrán añadió que "si es preciso se aplicará el régimen sancionador de la Comunidad". Los técnicos han de establecer si el Ayuntamiento ha infringido algún artículo de las leyes de Evaluación Ambiental y de Protección y Fomento del Arbolado Urbano, ambas de la Comunidad de Madrid. Si es así, aseguran en la consejería, "se abrirá un expediente sancionador". La Ley de Evaluación Ambiental establece sanciones de hasta 2,4 millones de euros para las infracciones muy graves. La de arbolado urbano, por su parte, decreta multas de hasta 500.000 euros.

Si se han producido infracciones muy graves, el Ayuntamiento, que no quiso opinar ayer sobre un eventual castigo, puede ser sancionado con una multa que ronde los tres millones de euros, según fuentes regionales.

La Ley de Protección y Fomento del arbolado urbano establece medidas protectoras para los ejemplares, de cualquier especie, "con más de 10 años de antigüedad o 20 centímetros de tronco al nivel del suelo". Prohíbe la tala de estos árboles, así como las "podas drásticas e indiscriminadas". Los 34 árboles talados en la calle de Serrano eran ejemplares adultos, algunos de más de 40 años de edad. El informe de los técnicos debe determinar si los árboles se talaron por estar enfermos o porque su trasplante era inviable (la norma lo permite), o si, por el contrario, se ha infringido la ley. El Ayuntamiento asegura que las labores en los árboles de Serrano fueron aprobadas por la Dirección General de Patrimonio Verde (dependiente del Ayuntamiento) y que la tala fue supervisada por técnicos municipales.

Toda obra genera "molestias", subrayó Pilar Martínez tras puntualizar que las obras en Serrano dependen del Área de Obras y Espacios Públicos y no de la suya, la de Urbanismo. "Hay que valorar que los efectos positivos son mayores que los negativos", matizó. La delegada cree que Serrano es "una calle muy importante para la competitividad de Madrid", e insistió en que "no es el momento de hacer populismo" en torno a la tala de árboles. Poco después le contestó la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño. La Comunidad de Madrid, dijo, se ha limitado a garantizar el cumplimiento de la ley. "Las administraciones públicas deben proceder con responsabilidad y respetar en todo momento la normativa vigente, aún más en una zona tan emblemática como la calle Serrano", afirmó la consejera. "Yo creo que no es populismo, sino sentido común". Ana Isabel Mariño señaló que se tendrán muy en cuenta "las conclusiones del informe que está elaborando el Seprona". Agentes de ese Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil también inspeccionaron durante el fin de semana las talas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de abril de 2009