Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Seprona eleva a 53 los árboles talados en la calle Serrano

Aguirre pide a la Fiscalía que actúe contra las obras por violar la ley medioambiental.- Ecologistas en Acción acusa al Gobierno de Madrid de "hipócrita"

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) ha cifrado esta mañana en 53 los árboles por talados por el Ayuntamiento de Madrid en la céntrica calle de Serrano, donde se están ejecutando desde septiembre unas obras de remodelación. Se trata de casi el doble de los 34 contabilizados el pasado domingo, cuando agentes del Instituto Armado visitaron la zona.

Poco antes de conocer este dato, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha anunciado que la Dirección General de Medio Ambiente de la región va a dirigirse a la Fiscalía de Medio Ambiente para denunciar lo que, a su juicio, es "un delito medioambiental". En la localidad madrileña de Griñón, donde ha inaugurado un centro de salud, Aguirre ha dicho que cree que la empresa que lleva a cabo esas obras "ha violado las leyes" y que ha talado varias decenas de árboles "sin ninguna necesidad".

Esa tala ha provocado a la presidenta "una reacción extraordinariamente negativa", aunque ha matizado que está "convencida de que ni alcalde ni la concejal de Medio Ambiente (del Ayuntamiento madrileño, ana Botella) tenían conocimiento de lo que la empresa adjudicataria de las obras ha hecho". Un informe preliminar de la Comunidad de Madrid conocido el domingo apuntaba que las obras han provocado talas y podas abusivas, en especial de plátanos de sombra (Platanus hybrida), una de las especies más empleadas en las calles de Madrid, muchos de ellos de unos 40 años de edad. En concreto, se hablaba de 34 árboles cortados y de otros 186 que habían sufrido "podas abusivas".

"Actos vandálicos contra el patrimonio natural"

El documento indica que en las próximas semanas los 186 árboles podados podrían desarrollar antracnosis, una de las enfermedades clásicas de los plátanos de sombra, derivada de la instalación en las heridas de los árboles de un hongo de pudrición (gnomonia veneta). La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio fijó hace dos días que las zonas más afectadas por las talas y podas abusivas son el tramo entre la plaza de la Independencia y Jorge Juan (cuatro árboles talados y 56 podados de forma abusiva) y el que transcurre entre la calle Don Ramón de la Cruz y Diego de León (21 talados, 77 podados de forma abusiva y tres desbrozados).

Aguirre ha asegurado hoy que "son verdaderos actos vandálicos contra el patrimonio natural" de la Comunidad de Madrid porque la Ley de Protección del Arbol Urbano establece que, en un principio, están prohibidas en la región y recoge que hay que proceder al transplante de los ejemplares. Aguirre ha añadido que, si se talan, han de contar con un informe firmado por el alcalde. Por su parte, Juan García, portavoz de Ecologistas en Acción, ha acusado al Gobierno de la Comunidad de Madrid de ser un "hipócrita" por preocuparse de la tala de árboles y "no evitar la que hizo esta Administración en la M-501, la carretera de los pantanos". García ha descartado que su grupo prepare acciones en la calle porque no han "visto una preocupación ciudadana del barrio por la tala de los árboles, como han hecho los vecinos de las Vistillas, por ejemplo".

"Tampoco queremos entrar en la guerra que mantienen las dos administraciones (la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento)", ha añadido. En cualquier caso, estarán pendientes de si al final la Comunidad de Madrid impone sanciones por la poda de los árboles de Serrano, o si el expediente se queda en nada. La Ley de Evaluación Ambiental establece sanciones de hasta 2,4 millones de euros para las infracciones muy graves. La de arbolado urbano, por su parte, decreta multas de hasta 500.000 euros. Si se han producido infracciones muy graves, el Ayuntamiento, que no quiso opinar ayer sobre un eventual castigo, puede ser sancionado con una multa que ronde los tres millones de euros, según fuentes regionales.