El dueño principal del suelo para Afer niega ofertas de compra desde 2007

Cuestiona el interés de la Diputación en impulsar la anunciada fábrica de pisos

Las dudas sobre la solidez del proyecto de la fábrica de pisos del grupo Afer siguen aumentando. Aunque ahora se centran no en la empresa sino en la Diputación de Vizcaya, que se comprometió a adquirir el suelo necesario para construir la planta en Alonsotegi (254.000 metros cuadrados) y venderlos a la compañía vizcaína. El principal propietario de este suelo asegura que no ha recibido ninguna oferta para la compra en más de dos años, justo el tiempo transcurrido desde que se anunció el novedoso proyecto por parte de la Diputación y la empresa.

Los dueños de la mayor parte de los terrenos (cerca de 80.000 de los 254.000 metros) previstos aseguran que desde 2007 han hablado, "siempre por iniciativa nuestra", al menos "seis o siete veces" con la Diputación, pero que "no nos han concretado nada". El convenio entre la institución foral y Afer establecía que sería la administración la que gestionase la compra del suelo y luego lo vendería a la empresa para levantar la novedosa planta donde se fabricarían pisos mediante módulos que se ensamblarían luego en el punto elegido. El acuerdo se firmó el 15 de diciembre de 2006 y establecía la entrega del suelo en diciembre de 2007. Según los datos aportados hasta ahora por la Diputación, se ha comprado el 63% de los terrenos, cerca de 160.000 metros cuadrados.

Dice que han tenido siete contactos desde 2007, "siempre por iniciativa nuestra"
En unos documentos se admite que no ha vendido una decena de propietarios

Sin embargo, según documentación del proyecto, habría otra decena de propietarios a los que no se han comprado los terrenos. Todos ellos, salvo el dueño principal, tienen pequeñas parcelas de entre 1.000 y 3.000 metros cuadrados.

La Diputación, tanto el pasado año ante las Juntas Generales como en las últimas semanas, ha afirmado que sólo falta un propietario por vender y que el problema es que pide tres veces más que lo estipulado. La institución foral ha asegurado que se ha trasladado una oferta a todos.

"¿Cómo vamos a pedir tres veces, si no nos han hecho ninguna oferta? Ese comentario nos indignó especialmente", afirma el principal propietario. Otra pesona, que posee cerca de 1.000 metros cuadrados, ha comentado que los representantes de la sociedad foral Bizkailur (la que gestiona la compra de suelos industriales) "actuaron igual que verdaderos mafiosos diciendo que nos compraban el terreno en el precio que ellos querían y sin más explicaciones, ante lo cual nos negamos a claudicar".

¿Qué ha pasado entonces para que no las gestiones no hayan cristalizado para un proyecto de 1.100 empleos directos, considerado "serio" por el diputado general en febrero de 2007, quien entonces comprometió el apoyo total de la Diputación a "este proyecto empresarial"? El propietario principal del suelo cree que "algo ocurrió" entre ambas partes a lo largo de 2007. "A nosotros, pese a la insistencia, no nos decían nada de la compra". El pasado año ya se hizo patente el enfriamiento de las relaciones entre la Diputación y Afer, que finalmente ha llevado a la empresa a culpar a la institución del retraso en la puesta en marcha de la fábrica.

El caso es que, en 2004, los planes para estos terrenos eran diferentes. Ese año altos cargos forales ofrecieron a los propietarios de esta zona de Alonsotegi recalificar el suelo de rural a residencial, a cambio de crear un gran vertedero con las tierras procedentes de las obras del corredor del Cadagua. Un documento firmado en julio de 2004 por entonces alcalde de Alonsotegi y actual director foral de Turismo, Gabino Martínez de Arenaza, y enviado al director de Obras de la Diputación, Carlos Estefanía, indica que, una vez se defina el depósito de los escombros, se "iniciarán los trámites tendentes a la recalificación de dichos suelos". Incluso existen montajes infográficos de un estudio de arquitectura, sobre cómo iban a quedar las viviendas en esta área.

Pero el 13 de diciembre de 2006 (sólo dos días antes de la presentación pública del convenio con Afer para la fábrica de pisos), el diputado general, José Luis Bilbao, citó a los propietarios de los terrenos. "Nos dijo que en vez de viviendas iba a ir la la fábrica. Y nos aseguró textualmente: 'No os preocupéis que vais a quedar como antes", en referencia a la anterior recalificación como uso residencial.

La Diputación, según sus últimas manifestaciones, mantiene la creación de un polígono industrial en estos terrenos, sea con el proyecto de Afer o con cualquier otro, y que la fábrica de pisos es factible sin los terrenos del dueño principal. "Eso no es posible", replica el propietario. "La nave necesita 100.000 metros cuadrados de planta y, como el coeficiente de ocupación es de 0,4, requieren 240.000 metros cuadrados".

Vista de los terrenos de Alonsotegi donde se preveía levantar la planta presentada por el grupo Afer, junto a la autovía del Cadagua.
Vista de los terrenos de Alonsotegi donde se preveía levantar la planta presentada por el grupo Afer, junto a la autovía del Cadagua.SANTOS CIRILO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción