Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Viñetas que son películas

Un documental adapta 'María y yo', el cómic en el que Miguel Gallardo cuenta la relación con su hija autista - Paco Roca lleva 'Arrugas' a la animación

En el mundo del cine, las resurrecciones sonadas son tan frecuentes como hipermediáticas. Pero el reencuentro con antiguos ídolos no es un territorio exclusivo del séptimo arte. En el ámbito del cómic también son habituales. En algunos casos el milagro se da por dejes nostálgicos y en otros, por la publicación de una obra deslumbrante que marca el inicio de una segunda vida artística de su autor. Así le sucedió a Miguel Gallardo con María y yo, libro con el que el padre de Makoki confiesa que recuperó el gusto por dibujar cómics.

Con su aparición, uno de los iconos más gamberros de la añorada revista El Víbora pasaba a encabezar una corriente bautizada como cómic sensible. En definitiva, María y yo narra la estancia que hizo Gallardo con su hija autista, la María del título, en un hotel megaturístico de Canarias. Pero la trama es lo de menos, porque aquellas viñetas se desbordaban pronto de emotividad y de un humor que no deja espacio a la aflicción. Uno de los muchos lectores que se quedaron impactados por el álbum fue el prestigioso publicista Félix Fernández de Castro, que ha pasado de la admiración a ponerse manos a la obra: su debut como cineasta de largometrajes será la adaptación en forma de documental de María y yo.

Los dos dibujantes han realizado juntos el álbum 'Emotional world tour'

El rodaje comenzó las pasadas Navidades en Barcelona, donde reside Gallardo con su actual pareja. Durante estos días, Fernández de Castro ha estado buscando localizaciones en Canarias, donde vive María con su madre, May, para retomarlo en mayo. "Lo que más me interesa es esa intensa relación paternofilial. Es una historia de amor, de dedicación y también de creatividad. Lo que quiero mostrar es el anhelo que tienen dos personas para encontrar la mejor manera de decirse cuánto se quieren", explica el documentalista novel.

Gallardo, que se ha volcado con el proyecto, espera que el documental sirva para lo mismo que el cómic; es decir, que sea útil para "empatizar con María y permita al espectador adentrase en su mundo". Su protagonismo no se limitará sólo a aparecer en la pantalla, porque el documental incluirá animaciones para explicar con dibujos aquellos aspectos que requieran mayor sensibilidad y tacto. Para ir concretando su forma, el publicista tiene en mente obras luminarias del documental creativo como The Devil and Daniel Johnston, filme en el que la ilustración también tenía un papel muy destacado para entender el particularísimo mundo del cantautor folk, maníaco depresivo, que le da nombre.

Esta vez también hay una musa: María. El reencuentro con ella no se producirá sólo con el documental, porque Gallardo ultima con Paco Roca -ganador en 2008 del Premio Nacional de Cómic por Arrugas-, el dietario en viñetas Emotional world tour. En esta entrega cuentan la gira promocional que hicieron con sus respectivas novelas gráficas y en la que coincidieron en numerosos lugares. Y si algo no falta en sus páginas son anécdotas con supuestos fans, como algún freak desorientado que quería que Roca le dedicara un Batman.

Lo curioso es que Roca también verá como su obra pasa a la gran pantalla. La productora Perro Verde (El lince perdido) ha adquirido los derechos de Arrugas, que se convertirá en pelicula de animación de la mano del director Ignacio Ferreras y con la voz de José Sacristán en su papel protagonista. También encontró aquí Ferreras "una historia llena de ternura y humor" pese a tratarse de un cómic que aborda temas tan delicados como el alzhéimer o la demencia senil. Dos historias difíciles que, además de premios, han tenido un final cinematográfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de marzo de 2009