Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Savater contagia su pasión por el arte del ensayo

El filósofo recorre los éxitos del género en el siglo XX

"El ensayo es la opción del escritor al abordar un tema cuyo tamaño y complejidad sabe de antemano que le desbordan". Las palabras del filósofo y escritor Fernando Savater (San Sebastián, 1947) reflejan el reto que supuso para él la redacción de textos que ahora publica. En El arte de ensayar (Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores) ha reunido los 25 prólogos redactados para la selección de clásicos del siglo XX, parte de la Biblioteca Universal editada por Círculo de Lectores hace más de 15 años.

Del sentimiento trágico de la vida, de Unamuno; Tristes trópicos, de Lévi-Strauss; Las palabras, de Sartre, o El malestar de la cultura, de Freud, son algunos de los títulos para los que Savater realizó en aquel momento lo que ayer llamó una "invitación a la lectura". El filósofo habló del esfuerzo que supuso esta recopilación en su momento: "Los que somos jurado de premios de ensayo nos damos cuenta de la dificultad de comparar un estudio poblacional con uno filosófico". Aun así, trató de reunir textos de temáticas diversas y "justificar" con cada una de las introducciones que ahora se publican el porqué de su elección.

El afán de Savater por explorar fuera de los campos que domina ha hecho que algunas de estas introducciones sean "testimonios de un descubrimiento". El filósofo manifestó su voluntad de contagiar al lector el entusiasmo de estos hallazgos. El arte de ensayar es, pues, según su autor, una colección de recordatorios de que estos ensayos existen y una invitación a leerlos. "A veces se lee el libro de última hora y uno olvida lo básico". Bertrand Russell, Albert Camus, María Zambrano, Octavio Paz o Marshall McLuhan se encuentran entre estos "básicos". El autor destacó a Octavio Paz y a Jorge Luis Borges, que no está presente en la recopilación, con cierta guasa: "Yo de mayor quería ser como Paz o Borges, pero creo que se me ha pasado la edad".

Ignacio Echevarría, a cuyo cuidado estuvo la edición de la recopilación para la Biblioteca Universal, destacó que el libro es "un ensayo sobre los ensayos" en el que cada una de las obras prologadas sirve como ejemplo práctico. Savater citó una reflexión de Montaigne sobre el género: "Cuando das un paso hacia lo que no sabes es cuando empiezas a ensayar". Y remató con una propia: "Yo, como sé poco, hago ensayo enseguida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de marzo de 2009