Estrellas de pop británicas piden sus 'royalties' de Internet

Radiohead, Kaiser Chiefs, Blur, Robbie Williams, Annie Lennox... Nombres capaces de atiborrar las grandes salas de conciertos y, en una reivindicación de ese poderío, la crema del panorama musical británico se reunía ayer en un local del West End londinense para exigir a las discográficas su trozo del pastel en la era digital.

La cita formalizó la fundación de la Featured Artists Coalition (FAC), una coalición de artistas auspiciada por el veterano Billy Bragg que reclama a los grandes sellos una parte de los beneficios que perciben de los portales de Internet a cambio de sus contenidos. Este lobby de oro -famosos que generan el 95% de los ingresos de la industria- quiere plantar cara a la opacidad legal que envuelve hoy al negocio de la música, cuando muchos de los contratos no contemplan explícitamente los royalties generados por la venta de su producción a las plataformas digitales.

"Necesitamos una voz para explicar al público que los portales de la Red que obtienen unos beneficios millonarios deben pagar por nuestra música", dijo Bragg en la primera sesión plenaria de la FAC, en cuya junta directiva están David Rowntree (Blur), Jazzie B (Soul II Soul) y Kate Nash, entre otros. La organización emerge ahora que los artistas creen estar ganando poder en la Red, gracias a que pueden comunicarse directamente con sus seguidores. Es decir, vender sus temas sin intermediarios, como hizo Radiohead con su último álbum, In Rainbows, que se podía descargar de la web del grupo al precio que considerara conveniente. La coalición alega que sus discográficas no suelen consultarles en los acuerdos con sus socios digitales, como Nokia, MySpace o YouTube.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de marzo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50