Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Asalto al botín del español en EE UU

Random House Mondadori se lanza a publicar libros para el mercado hispano

El ansiado El Dorado de los editores españoles es, desde hace ya unos años, el supuesto mercado de los hispanohablantes de Estados Unidos. La friolera de 132 millones de personas dominarán la lengua de Cervantes antes de 2025. Ellos y su nada despreciable poder adquisitivo configuran un buen reclamo. Ante el auge y la potencialidad de la que ya es con mucha diferencia la segunda lengua más hablada en el país, el grupo editorial español Random House Mondadori ha decidido unirse a su homóloga Random House para desembarcar en EE UU. Lo hará a través de Vintage Español -filial del grupo Knopf Doubleday, división de Random House-. Bajo ese sello se canalizarán cerca de 65 libros al año.

Vintage Español publicará 65 títulos al año entre fondo y novedades

García Márquez, Falcones, Follet y Grisham, entre los autores promovidos

Una cincuentena de títulos de fondo y una quincena de novedades del curso dibujarán el catálogo. Nombres como Pablo Neruda y Federico García Lorca se podrán adquirir allí en castellano, pero también, paradójicamente, autores de casa como Comarc McCarthy, Ken Follet, Mary Higgins Clark y John Grisham, entre otros.

"Este salto sólo puede hacerse a través de un sello conocido ya allí. Para triunfar en Estados Unidos hay que ir con un indígena. Crear una marca editorial específica con su infraestructura no es la solución". Así justifica el consejero delegado de Random House Mondadori, Riccardo Cavallero, la elección de Vintage Español, una marca creada en 1994 especializada hasta ahora en editar a autores en castellano, aunque la mayoría eran de origen o tenían una ligazón cultural estadounidense (Sandra Cisneros y el reciente premio Pulitzer Junot Díaz, entre otros). Además, su ritmo de publicación apenas había alcanzado la decena de títulos anuales.

Detrás de la operación se esconde una filosofía: "Son los norteamericanos mismos los que conocen mejor su propio mercado Estado por Estado y las herramientas de marketing para el lanzamiento de estos autores". La elección de los 65 títulos se decidirá a lo largo de tres reuniones al año que mantendrán los responsables literarios norteamericanos de Vintage Español con el editor Juan Díaz, que trabaja con sus homólogos del otro lado del Atlántico desde hace nueve meses y que participará en el plan editorial. La presencia de Díaz garantizará también de algún modo la presencia de autores españoles, como Julia Navarro e Ildefonso Falcones. También está previsto que la oferta editorial en castellano incluya tanto narrativa como ensayo y autoayuda. Las versiones que se ofrecerán serán, por otra parte, en el castellano empleado en las ediciones publicadas en España.

El convencimiento de que el mercado hispano en EE UU está hoy más maduro en muchos ámbitos de la cultura hace pensar a Cavallero que la nueva aventura editorial podrá cuajar. "Hasta ahora, y desde 2001, estábamos exportando libros a EE UU desde México y vendiendo por valor de casi tres millones de euros al año", contabiliza el máximo responsable de Random House Mondadori, que también fija "entre 25.000 y 30. 000 ejemplares" las cifras en las que suele moverse un buen best seller en castellano en Estados Unidos. Como casi siempre, la excepción es Gabriel García Márquez, que supera los 100.000 ejemplares. Precisamente, la edición de los grandes éxitos del fondo editorial de Random House Mondadori permitirá que, por vez primera, todas las obras del autor de Cien años de soledad aparezcan en Estados Unidos bajo el mismo sello.

La aventura de Random House Mondadori no es el único asalto editorial español al botín hispano de EE UU. En 2006, el grupo Planeta acordó una joint venture con Harper Collins, cuya delicada situación financiera ha dejado en situación de espera el proceso.

Un jugoso mercado

- Hay 45 millones de latinos en EE UU. Es el segundo país en hispanohablantes tras México, y previsiblemente,

el primero en 2050.

- Entre 2000 y 2006 sólo se tradujo a medio centenar de autores en español, según el Center for Book Culture.

- Los lectores en EE UU han dado señales de avidez por descubrir nuevas voces, como lo demuestra el Pulitzer dado a Junot Díaz o el fenómeno de ventas de 2666, de Roberto Bolaño.

- Las ventas de Harry Potter en español en EE UU superaron las de toda América Latina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009

Más información