Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.000 euros de multa por hacer novillos

Valdemoro sancionará a los padres de los estudiantes que falten a clase

Ningún niño sin clase cueste lo que cueste. El pleno del Ayuntamiento de Valdemoro aprobó ayer por unanimidad una ordenanza que permite multar con sanciones de 750 a 3.000 euros a los padres de los alumnos que hagan pellas. No se trata de castigar una falta puntual o un par de escaqueos, sino de poder sancionar casos extremos, explica Laura Gutiérrez, técnica municipal de educación en Valdemoro.

"Primero intentaremos encauzar a los niños en sus propios centros. Sólo cuando no haya otro remedio se multará a la familia", aclara Gutiérrez, que asegura que Valdemoro no tiene una tasa muy elevada de absentismo. El año pasado detectaron 18 casos en una población de 10.000 alumnos de 6 a 16 años.

La sanción leve, de 750 euros, se pondrá a los padres que no apunten a sus hijos al colegio en el periodo de matriculación "y tampoco lo hagan una vez que sean avisados", añade Gutiérrez. Si insisten en dejarlo sin clase tras varios avisos, pueden llegar a pagar hasta 3.000 euros con la nueva normativa, que también permite castigar a los absentistas con trabajos comunitarios.

Esta fórmula, que no está muy extendida en Madrid, es similar a la que aplica desde hace cuatro años el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2009