Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cayo Lara encabeza una protesta a favor de Cuba y Fidel Castro

Varios miles de personas se manifestaron ayer a favor del régimen cubano denunciado los vínculos del PP y de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, con organizaciones de extrema derecha y anticubanas. Convocados por unas 80 organizaciones y con el lema 50 años de revolución. Cuba no está sola, los manifestantes -8.000 según los organizadores- marcharon entre la glorieta de Bilbao hasta la plaza de Colón. Al frente de la manifestación iba el coordinador general de IU, Cayo Lara, y durante su recorrido han hecho un alto ante la sede del PP, donde han arreciado las protestas contra el principal partido de la oposición y su dirigente madrileña Esperanza Aguirre, con gritos como "vosotros fascistas sois los terroristas".

Los organizadores -el Movimiento de Solidaridad con la revolución cubana- consideran que Aguirre se ha gastado 500.000 euros "de todos los madrileños" en apoyar a los "derechistas" exiliados cubanos en Miami y a "organizaciones terroristas como Alfa 66", mientras, por el contrario, privatiza los servicios públicos más básicos.

Banderas cubanas, del PCE, y carteles con la imagen del Che, pusieron el color en la manifestación, en la que se lanzaron gritos de "Fidel amigo, el pueblo está contigo" o "Viva Cuba, Fidel y el Che", y se pidió la libertad de cinco presos cubanos encarcelados en Estados Unidos.

Al iniciarse la marcha, Lara declaró que confiaba en que la nueva administración norteamericana levantase el bloqueo, devolviera Guantánamo a los cubanos y dejara a Cuba "vivir en paz". Y en relación con la manifestación a favor de la libertad en Cuba convocada para hoy por asociaciones de exiliados cubanos y dirigentes del PP, encabezados por Esperanza Aguirre, el dirigente de IU afirmó que carecen de argumentos y no tienen autoridad moral, ética y política sobre Cuba quienes "apoyaron la invasión de Irak, miran para otro lado en el ataque de Israel a Gaza y andan con juegos de espías".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de febrero de 2009