Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis y la sociedad del conocimiento

El Gobierno reacciona a la revuelta universitaria con nuevos fondos

La demanda de financiación de rectores y estudiantes se traduce en un plan para destinar 127 millones extra este año a implantar la reforma de Bolonia

Sí a todo. Al aumento de las becas tradicionales, a destinar una financiación específica para convertir las actuales licenciaturas y diplomaturas en los nuevos títulos de Grado y Máster, al apoyo de las humanidades e incluso a poner en marcha una campaña al estilo de la del euro, como pedían los rectores. Todo con dinero. Cada medida tiene su partida específica. Tras la convulsión que padeció el mundo universitario el pasado año (con encierros en las facultades contra la implantación de la reforma de Bolonia en España y quejas de los rectores por los problemas de financiación para hacerlo), el Gobierno ha decidido inyectar 127 millones de euros en las universidades con el fin de intentar calmar los ánimos.

En plena crisis, el Ministerio de Ciencia e Innovación no ha logrado convencer a Economía para que le dé más dinero, por lo que ha decidido reasignar sus partidas, variando el reparto previsto en los Presupuestos, con el fin de crear una extraordinaria para financiar la implantación de Bolonia en las universidades públicas. Las críticas de los estudiantes anti-Bolonia y de los propios rectores a que esa reforma se iba a implantar "a coste cero" es lo que intenta desterrar el Gobierno con esta medida, según explica el secretario de Estado de Universidades, Màrius Rubiralta.

La preocupación por la situación de este conflicto educativo y su repercusión en la imagen del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación y, en concreto, en la de su titular, Cristina Garmendia, lleva meses en boca del equipo de Moncloa. Ayer aprobó el Consejo de Ministros este Plan de Acción 2009 para el apoyo y la modernización de la universidad española, aunque el esfuerzo se ha hecho dentro de Ciencia. El presidente del Gobierno adelantó el lunes, aprovechando su intervención en el programa televisivo Tengo una pregunta para usted, que iba a haber un plan. Zapatero dijo: "En el debate de estos días he reflexionado y vamos a hacer algún cambio: más becas y reconsiderar algunas cosas en lo que afecta a humanidades".

Aunque la cuantía en realidad no es tan alta y no va a resolver todos los problemas, los rectores valoran "el gesto en un momento de crisis económica tan fuerte", según señaló ayer el presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE), Ángel Gabilondo. "Es una señal de que se está en el camino de apostar por la Universidad y que deja clara la necesidad de poner en marcha políticas muy activas, dirigidas a toda la sociedad", añade Gabilondo.

El presupuesto para becas depende del Gobierno central; no así el resto de la financiación, cuya competencia es de las comunidades. Inicialmente estaba previsto aumentar la cuantía para becas un 1,7% este año, pero, según el plan hecho público ayer, se elevarán un 5,4%. La partida extraordinaria incluye 37 millones para estas ayudas que serán para cursar el Grado y el Máster. En los últimos años, el Gobierno ha puesto mucho empeño en promocionar los denominados créditos-renta, que los alumnos deben devolver una vez estén en el mercado laboral. Pero los anti-Bolonia no ven estas ayudas (que existen en los países más avanzados) con buenos ojos. Demandan más becas "de toda la vida".

La otra cantidad que va en la partida extraordinaria son 25 millones para premiar a las universidades que antes pongan en marcha (tanto durante el presente curso como en el próximo) los títulos adaptados ya a Bolonia. El próximo día 3 se reúne el Gobierno con las comunidades en la Conferencia General de Política Universitaria. En esa sesión negociarán el mecanismo y los indicadores concretos para dar estos incentivos. El sistema se acabará de perfilar dentro de unas semanas con los rectores en la reunión del Consejo de Universidades. Estará basado en el número de títulos que cada universidad haya acreditado en la agencia de evaluación nacional (Aneca) y en el de alumnos que cursen ya los nuevos planes.

La medida a la que se refirió Zapatero el lunes en relación con las humanidades consiste en promover a escala internacional las investigaciones en ciencias sociales y humanidades que se publiquen en español. Esto se complementará con la creación de un grupo de expertos que analice los retos en estas áreas. La cantidad que se destina a esta promoción es algo pequeña, cinco millones. E irá, al igual que el resto del dinero que se incluye en este plan (excepto las dos cantidades incluidas en la partida extraordinaria), dentro de la financiación autonómica.

El reparto

- Plan de Acción 2009. Incluye un total de 127 millones de euros. Una parte irá en una partida extraordinaria y el resto, vía financiación autonómica.

- Becas. Habrá 37 millones de euros extras para becar a alumnos de Grado y Máster.

- Adaptación de títulos. Se darán 85 millones. De ellos, 25 irán en la partida extraordinaria y serán para incentivar a las universidades que antes hayan adaptado sus títulos. El resto será para el cambio en docencia, tutorías o materiales.

- Carreras de letras. A la proyección internacional de la investigación en ciencias sociales y las humanidades se destinan cinco millones.

- Campaña informativa. Se pondrá en marcha una estrategia de comunicación para explicar bien a toda la sociedad en qué consiste el cambio de Bolonia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2009

Más información