Los piratas somalíes liberan el petrolero saudí por dos millones

El 'Sirius Star', el mayor buque nunca secuestrado, navega rumbo a Mombasa

Los piratas somalíes liberaron ayer al superpetrolero saudí Sirius Star, el mayor buque secuestrado en el mundo, después de que lograran un rescate de tres millones de dólares (algo más de dos millones de euros).

La captura del barco, con dos millones de barriles de petróleo, valorados en cien millones de dólares, se produjo en noviembre y encendió las alarmas ante un resurgimiento de la piratería en las costas de Somalia. Fuerzas europeas y estadounidenses se han desplegado desde entonces en el golfo de Adén para combatir a los grupos armados en esa zona de intenso tránsito marítimo, que es también uno de los mayores caladeros mundiales de pesca.

Farah Osman, un intermediario de los piratas, explicó desde el puerto de Haradhere, cerca de donde estaba el barco retenido, que la banda había exigido una suma mayor, pero que finalmente aceptó los tres millones de dólares. "Los piratas están discutiendo ahora cómo dividir el dinero".

"El último grupo de secuestradores ha desembarcado del Sirius Star, que se dirige ahora hacia aguas seguras", confirmó Andrew Mwangura, directivo de una compañía marítima regional basada en el puerto de Mombasa (Kenia). Todo apunta a que el buque recalaría en ese puerto para reabastecerse, antes de continuar rumbo a Suráfrica. Mientras, Vela International, la armadora de la compañía Saudi Aramco, que opera el barco y que tiene su base en Dubai, ha preferido guardar silencio.

El Sirius Star fue secuestrado en noviembre con 25 tripulantes, a 450 millas naúticas al sureste de Kenia, en lo que constituye la captura más llamativa realizada hasta la fecha por los piratas. La tripulación del Sirius procede de Reino Unido, Polonia, Croacia, Arabia Saudí y Filipinas.

El bandidaje en aguas de Somalia registró un fuerte incremento en 2008, al mismo tiempo que la guerrilla islamista sembraba el caos en el país.

La piratería en el golfo de Adén y en el Océano Índico ha disparado el precio de los seguros de los barcos, lo que llevado a algunas compañías a rodear Suráfrica en lugar atravesar el Canal de Suez. En las últimas semanas se ha registrado un despliegue internacional de barcos de guerra sin precedentes en la región. La Marina estadounidense anunció el jueves la creación de un nuevo grupo especial, la Fuerza Combinada 151, para combatir la piratería en la zona. Este contingente se unirá a los buques de guerra de otros 20 países, entre ellos China y España.

Unos 20.000 barcos petroleros y mercantes utilizan el golfo de Adén cada año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de enero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50