Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

140.000 euros de sanción por no detectar deformaciones en un feto

Los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente, una asociación privada sin ninguna vinculación con la administración, han logrado cerrar un acuerdo económico entre una familia de Almería y una clínica privada en la que una mujer recibió asistencia médico ginecológica durante su embarazo. La pareja, formada por C. B. S. y su marido J. H. T., recibirá de Seguros AMA 140.000 euros en concepto de indemnización por no recibir diagnóstico prenatal de una malformación del bebé que esperaba.

Los hechos por los que la familia denunció a la clínica (en la que no se realizan partos aunque se hacen seguimientos de embarazos) se remontan al año 2006, cuando C. B. S. tenía 40 años y estaba embarazada. Dos médicos del establecimiento sanitario, los doctores R. P. L. y F. A. A., le practicaron ecografías en las semanas 12, 16, 20, 25, 29, 34 y 38 de su gestación. En dichas ecografías los facultativos no detectaron anomalías del feto. Sin embargo, el 28 de mayo de 2007 nació en un hospital el bebé -el primogénito de la pareja- con malformaciones que afectan a ambos brazos.

Desde ese momento los padres reclamaron a la clínica por entender que las malformaciones de su hijo debían haberse detectado antes de la semana 22 del embarazo. "No llegó a haber diagnóstico prenatal de dicha malformación. Es decir, que a la usurpación del derecho de los padres a decidir si seguían adelante o no con el embarazo, se añade el enorme impacto psicológico tras el parto", explica el abogado Ignacio Martínez García, especialista en derecho sanitario y adscrito a los servicios jurídicos de El Defensor del Paciente en Almería.

Tras casi un año de negociaciones las partes han llegado al acuerdo finalmente suscrito sin que haya existido pleito. La familia indemnizada planteó un acto de conciliación en un juzgado fruto del cual se iniciaron las conversaciones que han derivado en la cantidad de 140.000 euros para resarcir a los padres del bebé.

Durante 2008 la asociación El Defensor del Paciente recibió 12.276 casos de presuntas negligencias médico-sanitarias, tanto de la sanidad pública como privada. Del total de casos 508 fueron con resultado de muerte (9 casos menos que en 2008), si bien aún son presuntos delitos hasta que no haya pronunciamiento de los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 2009