Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria navideña resiste la crisis

La Federación Galega de Comercio estima ventas por valor de 816 millones

Será una Navidad más. Los distribuidores de las grandes marcas comerciales que, por tradición, absorben el tirón consumista en estas fiestas, no auguran en Galicia una caída significativa de la demanda arrastrada por la crisis. La producción de turrones, vinos y cavas no ha recortado su oferta de forma drástica. La extracción en el sector marisquero tampoco espera bajar el ritmo respecto a otros años, y en el gran negocio de la juguetería dicen que serán los menos perjudicados porque a estas alturas algunos productos ya se han agotado.

Aunque la Federación Galega de Comercio (FGC) ha pronosticado que los negocios gallegos sufrirán un descenso en las ventas de entre el 10% y el 20% respecto a 2007, el volumen de negocio se estima en 816 millones de euros. La FGC también prevé un cambio en el comportamiento de los consumidores. El 85% de los gallegos realizará sus compras en los pequeños establecimientos en detrimento de las grandes superficies comerciales.

El 85% de los gallegos hará sus compras en pequeños establecimientos

Galicia está entre las comunidades que más turrón consume. El mercado de este producto presenta un aumento del 2,2%. Este crecimiento se debe a la subida de precios generalizada del 3,5%, si bien el volumen de la producción ha descendido un punto en el mercado nacional.

El pronóstico para el sector marisquero y la pesca artesanal es que mantendrán el mismo ritmo de trabajo que en años anteriores, si la meteorología lo permite. Moluscos y crustáceos no incrementarán sus precios en la lonja aunque, según el secretario de la Federación Galega de Cofradías, Xoán López, es difícil hacer previsiones: "Lo que paguen los consumidores dependerá de los intermediarios".

Los mariscadores garantizan la máxima calidad en los productos que extraen, pero advierten que las grandes superficies y pescaderías los adquieren semanas antes para congelarlos y venderlos a precios muy superiores cuando se acerca la cena de Navidad.

Para el albariño, compañero del marisco por excelencia, éste no ha sido su mejor año -no por culpa de la crisis- y espera mantenerse a flote estas navidades. La bodega de Cambados, Martín Códax, ha tenido un descenso en la producción debido a causas climatológicas, pero su diversificación en otras denominaciones de origen le ha permitido mantener un ritmo de producción superior al 12%. Otra bodega de las Rías Baixas, Condes de Albarei, ha incrementado sus ventas en un 10% desde su adquisición del Pazo de Baión, pero la cifra sigue siendo inferior a años anteriores.

El cava y los vinos espumosos estarán menos presentes en nuestras mesas. A pesar de ello, según las estadísticas de Freixenet, Galicia está entre las tres comunidades autónomas en que el consumo de cava se retraerá menos, por delante de la valenciana y Castilla y León. José Luis Bonet, presidente del grupo catalán, estima que las ventas nacionales bajarán en torno a un 5% y un 10% durante las fiestas. Aun así, asegura que la producción es la misma o incluso superior debido al aumento de exportaciones, con ocho millones de botellas más.

La otra gran estrella en estas fechas son los juguetes. La multinacional Toys'R'Us cree que su sector será de los menos perjudicados. Ana Blanco, responsable de la compañía en A Coruña asegura que a principios de diciembre tuvieron que reponer existencias en algunos puntos de venta gallegos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de diciembre de 2008