Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El metro y el autobús suben más que en la última década

El billete de transporte público se encarece un 8,36% en un año

El tarifazo de agosto se repetirá en enero. Los precios del transporte público madrileño van a subir dos veces este año en tiempos de crisis. Y no sólo eso. El incremento acumulado para el próximo año (un 8,36% de enero de 2008 a enero de 2009) supone la mayor subida de la última década. La Comunidad de Madrid pide a los ciudadanos que se aprieten el cinturón porque subirá la electricidad y también el gas natural, combustibles del metro y de algunos autobuses. Hace cinco meses, con una medida sin precedentes, las tarifas sufrieron una subida que el Gobierno regional justificó porque el barril de petróleo estaba por las nubes. Y el barril baja pero las tarifas, no.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, achacó además el segundo tarifazo en menos de cinco meses al aumento de gastos de personal y a los costes que han supuesto las nuevas líneas. La revisión de tarifas salió ayer adelante con 12 votos a favor y cuatro en contra. Justo después de la reunión, comenzaron las críticas. Oposición, sindicatos y usuarios exigen que se congelen las tarifas actuales para el año que viene. "Se traslada la crisis a los usuarios, se les castiga justo en momentos de penalidad económica", denunció Eustaquio Jiménez, representante de los usuarios en el Consorcio. Todos coinciden en que no se puede achacar sólo a los combustibles una subida histórica que también relacionan con una mala planificación de las ampliaciones del metro inauguradas el año pasado y que no han cubierto las expectativas.

"Se traslada la crisis a los usuarios en tiempo de penalidad económica"

Usuarios, oposición y sindicatos exigen que se congelen los precios

El título de 10 viajes ha aumentado 70 céntimos en un año, un 10,45% más

El billete sencillo, que usan el 7% de los viajeros, se mantiene en un euro

"Si nos hubiésemos planteado bien el porqué de Metrosur o de los metros ligeros, no tendríamos estos problemas ahora", señaló Juan Antonio Olmos, representante de CC OO en el Consorcio. "Los madrileños están pagando años de mala gestión y de inauguraciones electoralistas", añade el diputado regional de IU, Fausto Fernández. Metro cierra este año con un descenso de 10 millones de viajeros sobre sus propias estimaciones.

Además, la Comunidad de Madrid exige un esfuerzo a los ciudadanos que no aplica a las arcas propias. La aportación de los usuarios del transporte público subirá un 8,36%, frente al 0,46% que el Gobierno regional incrementa su propia partida para subvencionar los billetes (829 millones), o el 7,87% que crece la asignación del Ayuntamiento de Madrid (245,3 millones). Donde los Presupuestos regionales sí contemplan un importante esfuerzo es en la aportación del Estado, que sube el 56% (280 millones). El portavoz de los usuarios alertó ayer de que esta cifra dibujada en los Presupuestos aún no se ha pactado entre ambas administraciones, lo que puede suponer un nuevo incremento sorpresa para los viajeros a mitad del año que viene.

Los nuevos precios incluyen rebajas y abonos para discapacitados, jubilados y personas con escasos recursos. El Gobierno regional deja fuera otras medidas como el aumento de la edad de los beneficiarios del abono joven -una promesa de la presidenta Esperanza Aguirre que ha caído en saco roto-, o descuentos para los parados de larga duración, como reclamaron el portavoz de los usuarios y los representantes sindicales. Además, las mayores subidas recaerán sobre quienes más usan el servicio.Los usuarios de los abonos de transporte público con más demanda son los que salen peor parados de las dos subidas de 2008. Por ejemplo, entre los que más suben está el billete de 10 viajes, que emplea uno de cada tres viajeros. El año que viene costará 7,40 euros, un 10,45% más que en enero. Pasa igual con los distintos abonos mensuales, que emplean casi el 60% de los usuarios. El abono normal de la zona A sube un 9,26% (3,90 euros más) y el de los jóvenes para la misma zona costará 4,30 euros más que a principios de este año.

El único título que se mantiene a pesar de las distintas revisiones es el sencillo, que apenas emplean el 7% de los viajeros. Seguirá costando un euro. Ese reparto de porcentajes, según Comisiones, supone "una auténtica agresión a los usuarios, que son en su mayoría trabajadores y estudiantes". Además, las subidas por encima de la media entre los títulos más populares fomentará que "los madrileños den la espalda, cada vez más, al uso del transporte público en sus desplazamientos", según Antonio Oviedo, representante de UGT en el Consorcio.

Y otra crítica más. El diputado socialista Modesto Nolla cuestiona que los viajeros sufran un incremento "a cambio de recibir un servicio cada vez más deficiente, como demuestran, por ejemplo, las continuas averías en la línea 6 de Metro".

La subida de 2008 a 2009, la mayor en una década, sólo se parece a las que registró el transporte público en 2001, con un 7,27% de media, y en 2002 (7,70). Transportes argumenta que se trata de una revisión "con una sensibilidad eminentemente social", según Echeverría, que fija la vista en colectivos desfavorecidos. La subida más baja es la del abono mensual de la tercera edad (3,81%). Los mayores pagarán 10,90 euros al mes y algunos podrán beneficiarse de un nuevo título para moverse por la ciudad, la Tarjeta Azul. Este nuevo billete permitirá viajar durante un mes en cualquier transporte público de la capital por 5,50 euros. La tarjeta, que comenzará a funcionar a partir de febrero, está dirigida a mayores de 65 años y discapacitados que además cuenten con unos ingresos iguales o inferiores a 516 euros al mes. Otra novedad es la reducción del 20% en todos los abonos mensuales para viajeros con un 65% de minusvalía. Hay 105.292 beneficiarios potenciales, según estimaciones de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales.

En noviembre, el Consorcio incluyó los abonos que permiten viajar más barato por la periferia. Los títulos que conectan las zonas B2 y B3, B3 y C1 y C2, con un ahorro de hasta el 50% en el coste de los desplazamientos respecto a los títulos tradicionales, subirán el año que viene algo más del 5%, 2,20 euros el normal y 1,30 euros más el de los jóvenes.

Otro de los títulos nuevos es el combinado, un billete de 10 viajes que costará 14 euros que permite trasladarse entre municipios colindantes con distintos con distintos tipos de transporte sin tener que pagar dos billetes. La medida responde a una solicitud de municipios como Alcorcón, Arganda del Rey, Boadilla del Monte, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid, Móstoles, Pozuelo de Alarcón y Rivas Vaciamadrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de diciembre de 2008