Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSM, contra el tarifazo de transportes de Aguirre

Los socialistas madrileños reparten folletos contra la subida "abusiva" del transporte público

El Partido Socialista de Madrid (PSM) junto con Juventudes Socialistas de la región, CC OO, UGT, la Federación de Asociaciones de vecinos de Madrid y la Unión de Consumidores de la Comunidad de Madrid-UCE, ha repartido hoy folletos informativos a los madrileños en la estación de Atocha para denunciar la subida "abusiva" del transporte público que va a llevar a cabo el Gobierno de Esperanza Aguirre en enero de 2009. La subida es, además, la tercera en 12 meses. El incremento medio del tique es de un 8,36% de enero de 2008 a enero de 2009, lo que supone la mayor subida de la última década.

La iniciativa de hoy es parte de una campaña con la que los socialistas quieren denunciar el tercer tarifazo del año, que hará que el precio de los abonos del transporte público madrileño suban casi un 5% a partir del jueves y que sitúa el incremento del precio de este servicio en un 8,36% tras la subida de un 3,27% en el mes de agosto y el incremento de rigor a principios de 2008, situada en un 4,1%.

Los usuarios de los abonos de transporte público con más demanda son los que salen peor parados de las subidas. Entre los que más se encarecen está el billete de 10 viajes, que emplea uno de cada tres viajeros. El año que viene costará 7,40 euros, un 10,45% más que en enero de 2008. Pasa igual con los distintos abonos mensuales, que emplean casi el 60% de los usuarios. El abono normal de la zona A sube un 9,26% (3,90 euros más) y el de los jóvenes para la misma zona costará 4,30 euros más que a principios de este año. El único título que se mantiene a pesar de las distintas revisiones es el sencillo, que apenas emplean el 7% de los viajeros. Seguirá costando un euro.

"No se justifica de ninguna manera"

La portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez; el vicepresidente del Grupo Parlamentario Socialista, José Cepeda, así como el responsable de Transportes del PSM y miembros de la Federación de Vecinos y sindicatos han trasladado a los vecinos su indignación desde las siete de la mañana frente a la puerta de la estación madrileña. "Una subida media entre el 9 y el 10% que no se justifica de ninguna manera", señala el folleto de los socialistas, que apunta que "el IPC está situado en un 2,4% y tiene tendencia a seguir bajando en los próximos meses". Los socialistas también critican que "el Gobierno regional del PP reduce drásticamente las inversiones en transporte público en los Presupuestos de 2009 y no amplía el abono joven hasta los 26 años, ni incluye bonificaciones o descuentos para los empleados".

Asimismo, el folleto expone que las tarifas de 2009 "quieren tapar el déficit de la nefasta gestión del trasporte público que ha realizado el Gobierno regional del PP, absolutamente ineficaz por falta de una adecuada planificación y la cesión a empresas privadas de los metros ligeros". Además, hacen referencia al contexto de crisis y apuntan que ahora es cuando se debe potenciar el transporte público colectivo. En esta línea se ha pronunciado Menéndez, que ha destacado que es la tercera subida en tan sólo 12 meses, y la primera vez que en un mismo año hay una doble subida de las tarifas por un valor de casi un 10%. "Es completamente abusivo cargar sobre las familias, trabajadores, jóvenes, estudiantes un gravamen tan importante como es multiplicar por tres el IPC en la subida del transporte", ha sentenciado Menéndez, que ha abogado por "planificación, inversión y un plan de movilidad sostenible que garantice una utilización masiva del trasporte público".

Entre los efectos nocivos de esta subida en primer lugar ha citado que "hace recaer sobre las familias y usuarios de transporte público un incremento abusivo", y ha apuntado que en estos momentos de difícil situación económica lo que se espera del Gobierno es que tome medidas para poder sobrellevar el momento de crisis y no al contraro. Asimismo, ha citado como segunda consecuencia del incremento de tarifas la desincentivación en el uso del transporte público que al final resulta pernicioso para el medio ambiente por el uso del vehículo privado. "Esta medida abusiva de Aguirre va a perjudicar gravemente a las familias madrileñas, a los usuarios del transporte público y al mismo tiempo, es lo más antisostenible que hay porque desincentiva el uso del transporte público", ha concluido.