Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sony prevé suprimir 8.000 empleos y cerrar fábricas

Sebastián defiende la congelación salarial frente a las bajas

El gigante de la electrónica Sony ha traducido de lo macro a lo micro la recesión económica que vive Japón, que ayer se certificó más acusada de lo previsto. La multinacional nipona anunció su intención de eliminar hasta marzo de 2010 un total de 8.000 puestos de trabajo en todo el mundo, lo que supone suprimir un 5% de su plantilla global, de 160.000 empleados, y reducir en un 10% sus plantas de producción, que hoy son 57.

El producto interior bruto (PIB) nipón se hundió un 0,5% en el tercer trimestre del año, cuatro décimas más de lo previsto, y dejó la bajada interanual en el 1,8%, cuando las previsiones iniciales situaban la contracción en el 0,4%. En medio de la hecatombe mundial, Sony anunció ayer el paquete de medidas drásticas que le deben permitir ahorrar unos 100.000 millones de yenes (834 millones de euros). Además de cierres y despidos, la firma también prevé un recorte de empleo temporal que Reuters cifró en otros 8.000 empleos. "Estas medidas son en respuesta a los repentinos y rápidos cambios en el contexto económico global", señaló Sony en un comunicado.

Rechazo sindical

En España, la fábrica barcelonesa de Viladecavalls corre riesgos en el marco de este recorte. Al menos ese es el mensaje que la dirección del grupo ha transmitido al reclamar la congelación de los sueldos de las 1.300 personas que trabajan en la planta con el fin de evitar 275 despidos.

Seguramente por lo severo de la alternativa, el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, consideró ayer que la decisión de Sony de congelar los salarios para evitar despidos es "una decisión acertada" y que va "en el camino correcto". "Creo que todas las medidas que tengan carácter transitorio, temporal y que se hagan con diálogo con los sindicatos y con los agentes sociales son bienvenidas", opinó Sebastián.

A los sindicatos les ha sentado como un tiro. Una portavoz de CC OO replicó a Sebastián que Sony "en ningún momento ha dicho que eso evitará todos los despidos". Además, CC OO denunció que la compañía ya ha dejado de renovar 500 empleos eventuales y eliminado 250 fijos-discontinuos y otros 50 en periodo de prueba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de diciembre de 2008