Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El teatro alternativo de Atalaya logra el Nacional

La compañía cumple 25 años de apuesta escénica radical

Atalaya es mucho más que un grupo de teatro desde el mismo día de su creación en 1983. Ricardo Iniesta, fundador, y los suyos se dedican a la investigación y a la formación teatral desde su sede en Sevilla. Su trabajo se conoce literalmente en los cinco continentes. Y así lo ha querido reconocer el jurado del Premio Nacional de Teatro, concedido por el Ministerio de Cultura. El galardón distinguió ayer a Atalaya TNT (Territorio de Nuevos Tiempos) por "la creación de un espacio original de exhibición, producción, formación y reflexión teatral, resultado de una larga trayectoria profesional". El premio está dotado con 30.000 euros.

Sin falsa modestia, Ricardo Iniesta (Úbeda, 1956) consideró ayer que el premio significa un reconocimiento a todos los que "creen que otra forma de teatro es posible". "Un teatro", agregó, "donde no prime el marketing ni la fama ni los nombres televisivos. Muchos apostamos por el teatro concebido como un arte y para lograr ese fin hay que investigar y contar con tiempo para equivocarse". A su juicio, "sólo compañías estables, como la nuestra, una de las pocas que siguen funcionando en España, permiten un trabajo riguroso a largo plazo". Una veintena de profesionales trabajan para Atalaya TNT, que se financia a partir de sus propios espectáculos y del apoyo de instituciones públicas estatales y andaluzas. "De todos modos", aclara Iniesta, "todos los miembros de la compañía estamos empeñados hasta las cejas".

El éxito de Atalaya TNT y su enorme proyección internacional se explican a partir de su calidad, pero también de la universalidad de las obras y los autores que incluyen en su repertorio. Desde clásicos como Esquilo y Sófocles a contemporáneos indiscutibles como Bertolt Brecht, García Lorca o Valle-Inclán, los actores participan de una manera muy activa en la preparación de los montajes, que suele prolongarse durante un año. A partir de 2009, Atalaya TNT comenzará a diseñar su próximo espectáculo, que será el Ricardo III, de William Shakespeare. "Sin un equipo estable", observa Iniesta, "hubiera sido imposible abordar, con un lenguaje común, nuestras 17 innovadoras puestas en escena de otros tantos montajes". En los últimos días, Atalaya ha actuado en Jaén y La Palma.

El Ministerio de Cultura hizo público ayer también el Premio Nacional de Circo, que recayó en la compañía valenciana Circo Gran Fele, que dirige el payaso Rafael Pla. Hijo del ventrílocuo Gran Fele, Pla fundó la compañía en 1993, ha montado media docena de espectáculos y ha obtenido diversos premios. "Lo que más me interesa", dijo ayer, "es emocionar y sorprender con música en directo y proyecciones, unos planteamientos más cercanos al teatro que al circo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008