Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El guitarrista Joe Satriani acusa de plagio a Coldplay

Viva la vida, último disco de Coldplay, ha contribuido a llenar aún más los bolsillos de sus cuatro miembros. No ha sufrido la misma suerte la reputación de la banda británica. Y todo se debe a las acusaciones, varias, de plagio recibidas por el grupo.

El jueves, la canción que titula el álbum se convirtió en aspirante al Grammy a la mejor del año. Y recibió un fuerte revés cuando horas después se supo que el guitarrista Joe Satriani, un músico bastante alejado del circuito comercial y pop de Coldplay, presentó una demanda en Los Ángeles contra el grupo británico. Satriani les acusa de haber plagiado "partes originales sustanciales" de su instrumental If I could fly, que el guitarrista editó en 2004 dentro de su disco Is there love in the space? Según Satriani, virtuoso de las seis cuerdas, en Viva la vida hay rastros claros de aquella canción. Satriani quiere llevarles a juicio y recibir una indemnización por el perjuicio causado por el supuesto plagio.

La denuncia nublaba así la reciente alegría propiciada por el anuncio de las siete candidaturas a los Grammy de una banda que el pasado julio ya se enfrentó a acusaciones similares de plagio. Entonces no fue un músico respetado, sino una desconocida banda neoyorquina llamada Creaky Boards que se limitó a hacer ruido mediático acusando a Chris Martin de robarles uno de sus temas para convertirlo en Viva la vida. Aquellas acusaciones nunca llegaron a los tribunales. De prosperar la demanda de Satriani, los cuatro miembros de Coldplay, autores todos de la canción en cuestión, acabarían sentados en el banquillo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de diciembre de 2008