Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno hará una campaña para explicar el 'plan Bolonia'

La ayuda que habían reclamado al Gobierno los cinco rectores de las universidades públicas donde las protestas contra el plan Bolonia son más fuertes (Autónoma de Barcelona, Barcelona, Complutense, Valencia y Sevilla) llegó ayer. El Ministerio de Ciencia e Innovación, junto al de Educación y la Secretaría de Estado de Comunicación, realizará una campaña para explicar a la sociedad cambios que ya están en marcha, y que tienen que estar listos en 2010, según dijo ayer la ministra de Ciencia, Cristina Garmendia, a los rectores durante la reunión del Consejo de Universidades.

Los cinco rectores habían reclamado el miércoles una publicidad similar a la que se hizo antes de la llegada del euro en 2002. Lo hicieron después de que en las últimas semanas se recrudecieran las protestas, lo que incluyó algunos actos de coacción para impedir que se celebrasen clases o juntas de facultad.

Los estudiantes que han llegado a provocar la llamada de auxilio de los rectores ven mercantilización y profundización de las brechas sociales en el proceso de Bolonia, un acuerdo de 46 países europeos para facilitar el reconocimiento de títulos entre todos ellos y fomentar la movilidad a través de una estructura común de grado (que sustituye en España a licenciaturas y diplomaturas) y posgrado (master y doctorado).

En una declaración del Consejo de Universidades, rectores y Gobierno han negado que se vaya a producir lo que temen los alumnos: "La dimensión social y humanística de la Universidad es parte integrante del proceso de construcción del nuevo espacio común, al igual que lo es el compromiso con una educación superior de la mayor calidad igualmente accesible para todos. Para ello se debe seguir avanzando en el establecimiento de las condiciones apropiadas para que los estudiantes puedan completar sus estudios sin obstáculos ni limitaciones de origen social y económico. Ha de continuar impulsándose la política de becas y ayudas al estudio para favorecer la movilidad dentro del Espacio Europeo de Educación Superior", dice el texto. Pero sobre todo, la nota rechaza "las acciones violentas y las actitudes de aquellos que pretenden ignorar los mecanismos democráticos que legítimamente rigen el funcionamiento de las instituciones universitarias" y reclama a todos los alumnos que utilicen los órganos de representación de los campus como el "espacio idóneo, abierto y democrático para la expresión de la voluntad colectiva de la comunidad universitaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de diciembre de 2008