Zapatero anuncia que movilizará todos los recursos públicos contra el paro

El presidente asegura que defenderá "el papel distribuidor y regulador del Estado"

Sin poner en peligro el futuro de España a medio y largo plazo, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero utilizará todos los resquicios que ofrece el Estado para movilizar recursos que pongan un dique a la destrucción incontenible de puestos de trabajo. Esos recursos, una vez casi cerrados los Presupuestos del Estado, sólo se pueden conseguir mediante el endeudamiento y el déficit. En el Gobierno y en el PSOE se da por seguro que la movilización de esos recursos llevará a España a últimos de 2009 a un déficit superior al 4%. Sin dar cifras, este es el mensaje fundamental que ayer dejó Zapatero en el comité federal del PSOE, que reúne a todos los dirigentes provinciales y territoriales de este partido. La mayoría de esos barones, a su vez, reivindicaron ante su secretario general medidas claramente socialdemócratas junto a la necesidad de explicar que las recetas no son las mismas si proceden de la derecha o la izquierda.

Más información

Pero estos requerimientos de los dirigentes del PSOE resultaron casi redundantes dado que Zapatero se puso al frente de la manifestación en la defensa del papel del Estado. "Los socialdemócratas nos vamos a batir en buena lid para defender el necesario papel regulador y redistribuidor del Estado social que forma parte de nuestro ADN ideológico", anunció Zapatero. En efecto, éste será el planteamiento socialista para las elecciones europeas de junio del próximo año.

Pero la profundidad de la crisis es de tal calibre en España que obliga al Gobierno a tomar medidas urgentes casi cada treinta días desde el pasado mes de julio. Las próximas las anunciará el jueves en un pleno extraordinario del Congreso de los Diputados, un día después de que la Unión Europea adopte un nuevo paquete de "reactivación de la economía y el empleo". Y ayer, por sorpresa, adelantó sus líneas generales.

Serán medidas para "movilizar a corto plazo recursos públicos que estimulen el empleo". Se acelerarán infraestructuras, la rehabilitación de viviendas, la mejora de entornos urbanos que tengan un impacto directo en la mejora de la productividad. "Actuaciones inmediatas, rápidas y muy vinculadas a los entornos locales", señaló Zapatero.

Sus palabras no cayeron en saco roto sino que muchos de los presentes se sintieron concernidos al ostentar presidencias de Gobiernos autónomos, de diputaciones, alcaldías, responsabilidades institucionales o portavoces en la oposición. Los presidentes de comunidades pidieron un esfuerzo de coordinación para no adoptar medidas contradictorias.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, aprovechó para recordar a Zapatero la asfixia de los ayuntamientos y sus dificultades para atender las necesidades cada vez más acuciantes de los ciudadanos. Alguna novedad también se producirá respecto a la financiación local el viernes en el encuentro oficial que Castro, alcalde socialista de Getafe (Madrid), mantendrá en La Moncloa con el presidente. Esto dedujeron los presentes en la reunión del "guiño" que Zapatero le hizo al pedirle paciencia hasta ese encuentro. Desde luego, si hay más recursos para los ayuntamientos, se obtendrán por el camino del déficit ya que los Presupuestos del Estado para 2009 dieron de si todas sus posibilidades.

"Os aseguro que no me voy a dejar llevar por cantos de sirena de aquellos terrenos ideológicos dogmáticos, que alaban la desregulación y a que el Estado no se entere; mi compromiso socialdemócrata es más firme que nunca", sentenció Zapatero. Esta afirmación sugirió una apostilla a Juan Antonio Barrio de Penagos, de Izquierda Socialista, firme defensor de la intervención del Estado. "El problema es que los cantos de sirena no están lejanos sino en el Banco de España". Se hacía eco Barrio de las recomendaciones del banco de limitar el déficit.

El resumen lo hizo el número dos, José Blanco: "Más gasto público para que el Estado corrija desequilibrios". Y esas ideas salieron de la cumbre de Washington del 15 de noviembre que "abofetearon a Rajoy, que pedía menos gasto público", aprovechó Blanco. No estuvo muy alejado el número dos del PSOE del hilo conductor de todas las intervenciones del federal con esta proclama: "La derecha nos ha metido en esta crisis y la izquierda nos tiene que sacar".

José Luis Rodríguez Zapatero, flanqueado por José Blanco y Manuel Chaves, en el comité federal.
José Luis Rodríguez Zapatero, flanqueado por José Blanco y Manuel Chaves, en el comité federal.ULY MARTÍN

Medidas urgentes

- Movilizar a corto plazo recursos públicos para estimular el empleo.

- Acelerar el Plan de Infraestructuras, sus licitaciones y el comienzo de las obras.

- Extender las políticas de rehabilitación de la vivienda y la mejora de los entornos urbanos, con orientaciones para reducir las emisiones de CO2.

- En coordinación con la Unión Europea, adoptar medidas para impulsar el sector de la automoción, que afecta especialmente a Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de noviembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50