Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los municipios recibirán 40.000 euros por cada piso que saquen en alquiler

"Ya no hay excusas para que los ayuntamientos promuevan pisos en alquiler". Así de concluyente se expresó ayer el consejero de Vivienda, Javier Madrazo, al presentar la orden por la que el Gobierno subvencionará con 40.000 euros por vivienda a los ayuntamientos que promuevan el alquiler. La previsión de Madrazo es que el Departamento financie por esta vía alrededor de 1.200 casas en alquiler antes de que finalice el año. De éstas, Viviendas Municipales de Bilbao aportará 175 unidades, la sociedad pública Alokabide 247 y el Ayuntamiento de San Sebastián otras 377. También han solicitado ayudas 404 alojamientos dotacionales en alquiler en la capital guipuzcoana. La orden se encuentra en vigor, ya que se publicó ayer mismo en el Boletín Oficial del País Vasco.

Con esta iniciativa se cierra el círculo del plan destinado a potenciar el alquiler, que engloba distintas medidas en varias áreas. Por una parte, la promoción de vivienda directamente del Gobierno. Los alquileres sociales medios rondan los 250-300 euros mensuales.

Otro aspecto es la movilización de vivienda vacía hacia el mercado del arrendamiento. La sociedad Bizigune ha movilizado más de 4.000 viviendas desocupadas. Una modificación del decreto que regula Bizigune, y que se encuentra actualmente en tramitación, ofrecerá la posibilidad a las promotoras privadas de poner sus viviendas libres vacías que no se venden en alquiler social por una renta de 450 euros por casa y mes. Esta renta se podría obtener capitalizada al principio, de forma que se aportaría liquidez a empresas de un sector que, en estos momentos, encuentra graves dificultades para acceder al crédito.

Gestionar todo el parque

El tercer campo de actuación es la puesta en marcha de Alokabide, la sociedad pública encargada del alquiler, que actualmente gestiona más de 7.600 viviendas del parque público. Su objetivo es terminar asumiendo la totalidad del parque existente en Euskadi. Y la última pata es la que ayer presentó Madrazo, el programa de subvenciones a ayuntamientos, con el que gastará en torno a los 75 millones de euros anuales en los próximos años.

Según la última encuesta de necesidad y demanda, un 70% de las personas entrevistadas se plantea el alquiler como régimen de tenencia para la futura vivienda y un 98% señala que aceptaría una adjudicación de vivienda protegida en alquiler. El anteproyecto de ley de Vivienda que está elaborando la consejería prevé garantizar el derecho a una vivienda en alquiler público a todos los demandantes de un piso a partir del año 2014.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de noviembre de 2008