Académicos por la "muerte natural"

Frente a la muerte digna, la muerte natural. Un movimiento liderado por académicos como César Nombela (miembro, a propuesta del PP, del Comité de Bioética que debe asesorar al Gobierno) o Francisco López Timoneda (uno de los expertos nombrados por el ex consejero de Sanidad de Madrid Manuel Lamela para investigar el caso Leganés) ha iniciado una campaña para intentar frenar la posible regulación del suicido asistido. La plataforma Profesores Universitarios en Defensa de la Muerte Natural lleva ya recogidas en su web (http://www.defensamuertenatural.org) casi 7.000 adhesiones. De ellas, un 10% son de académicos. "Ante las intensas presiones que se ejercen sobre la opinión pública española, para inducirla a consentir la legalización del suicidio asistido y la eutanasia, es necesario defender la dignidad de la muerte natural como final de toda vida humana", comienza el manifiesto.

Más información

El movimiento, que se presentó en septiembre, ha vuelto a la carga ante la subcomisión parlamentaria que estudia modificar la despenalización del aborto. Los catedráticos denuncian que desde el PSOE y otros partidos se realizan "insistentes" propuestas para establecer una ley de plazos, y recuerdan que en la actualidad se puede abortar en cualquier momento si se alega el peligro para la salud física o mental de la madre (el motivo aducido por la inmensa mayoría de las 100.000 mujeres que lo hacen cada año en España).

El financiero Juan Abelló; los economistas José Barea y Juan Velarde; los juristas Manuel Albaladejo y Luis Díez Picazo; el investigador Justo Aznar, y los doctores Alfredo Robledo Aguilar y Josefina San Martín son algunos de los firmantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50