Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONG vinculada a la Unesco se opone a la torre de Cajasol

Monteseirín insiste en que la torre se hará y que "enriquece" la ciudad

El comité español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), una ONG que asesora a la Unesco, emitirá en los próximos días un informe contrario a la torre de Cajasol, el rascacielos diseñado por el arquitecto argentino César Pelli para la zona sur de la Isla de la Cartuja. El vicesecretario de esta organización, Víctor Fernández, confirmó ayer su disconformidad con el proyecto y amenazó al Ayuntamiento con revisar la presencia de Sevilla en el catálogo de ciudades patrimonio mundial si sigue adelante con la construcción de la torre.

Fernández hizo estas declaraciones tras reunirse con el concejal de Urbanismo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, para analizar el proyecto, promovido por Cajasol, que ubicará allí su sede. El encuentro, según ambas partes, fue cordial, pero las posturas de las dos partes no pueden ser más opuestas: Icomos confía en que el edificio, de 178 metros de altura, no se lleve a cabo "nunca" y el Ayuntamiento insiste en apoyar la torre, que ya tiene licencia de obras.

Urbanismo emitió un comunicado después de la reunión para recordar los beneficios del proyecto: "El consistorio hispalense ha venido mostrando su apoyo a la caja de ahorros sevillana a la hora de proyectar un edificio de esta envergadura en la ciudad, que hoy por hoy es el proyecto urbanístico privado más importante en Sevilla y que permitirá una inversión de 130 millones de euros y la consiguiente creación de puestos de trabajo", señala la nota. Los responsables de Urbanismo insistieron también en dejar constancia de que los informes de Icomos no son vinculantes "ni para el proyecto ni para la Unesco", por lo que su opinión será tenida en cuenta "igual que las opiniones de cualquier entidad, asociación o particular".

Más contundente fue el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien al ser preguntado por los periodistas tras una visita a la Biacs (la bienal de arte contemporáneo) aseguró que la decisión de levantar la torre "está tomada total y absolutamente" y el edificio "se incorporará sin ninguna duda al paisaje de la ciudad". Sobre los rumores que han surgido acerca de que Cajasol pudiera estar replanteándose su iniciativa por el elevado coste (197 millones de euros), el alcalde afirmó "tener constancia" de que la caja se mantiene firme en su decisión de construir la torre, que "será un enriquecimiento para la ciudad".

El vicesecretario de Icomos no opina lo mismo: "no hace falta ser un experto en patrimonio, cualquier persona un poco sensata sabe que el proyecto no es adecuado en un centro histórico y menos uno tan potente como el de Sevilla", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2008