_
_
_
_
Entrevista:LUIZ INÁCIO LULA DA SILVA | Presidente de Brasil | Cumbre en Washington | Los otros países

"La geografía política del mundo ha ganado otra dimensión"

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que la cumbre del G-20 ha sido histórica y representa un cambio en el panorama político mundial. "Sólo puedo decir que el día de hoy es histórico", señaló Lula en unas breves declaraciones. "Salgo de aquí con la certeza de que la geografía política del mundo ha ganado una nueva dimensión", declaró.

Brasil aprovechó la cumbre para avanzar en la liberalización del comercio mundial, encallada tras el enésimo fracaso que sufrió el pasado mes de julio la Ronda de Doha, tras siete años encallada. Los representantes del país sudamericano pidieron ayer una reunión ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que permita concluir las negociaciones antes de fin de año. El comunicado final fija este mismo plazo.

El ministro de Asuntos Exteriores, Celso Amorim, negociador brasileño en la OMC, dijo que el director general de esa organización, Pascal Lamy, deberá decidir los pasos a seguir en los próximos meses.

"Espero que pueda convocar una reunión ministerial", señaló Amorim. Y destacó que "la presión hoy en día para que se concluya (la Ronda) es mucho mayor que en julio". El ministro también indicó que habrá una nueva reunión de jefes de Estado y de Gobierno del G-20 antes del 30 de abril, para dar tiempo a la confirmación en el Senado del Gabinete del presidente electo de EE UU, Barack Obama.

"La crisis no espera"

No obstante, Amorim señaló que la reunión "podría realizarse antes, porque la crisis no espera". En su opinión, la decisión de la nueva cumbre significa la consolidación del grupo como "institución de toma de decisiones".

La presidenta argentina, Cristina Fernández, consideró que la crisis financiera mundial no es sólo económica, sino que marca el fin de un ciclo histórico y político. Tras la cumbre, señaló que Argentina ha subrayado en este foro la necesidad de establecer una nueva regulación internacional y reformar los organismos multilaterales de crédito. También subrayó que el desarrollo del capitalismo ha generado la aparición de nuevos actores, como las corporaciones financieras que, según dijo, "muchas veces tienen más poder que los propios Estados".

Por su parte, el presidente mexicano aconsejó evitar "una nueva era de proteccionismo" a toda costa y delineó cuatro medidas inmediatas para hacer frente a la crisis. Felipe Calderón afirmó que la crisis no se originó en los países en desarrollo. "Por el contrario, el dinamismo que ha tenido la economía global pudo sostenerse gracias a la vitalidad de las economías emergentes".

Para hacer frente a la crisis global propuso medidas de contención, como la adopción de políticas económicas "anticíclicas" de manera coordinada, la reforma de las instituciones financieras nacionales e internacionales, y la prevención del proteccionismo. "La mano invisible falló y se requiere la mano visible del Estado para corregir desigualdades, desequilibrios y para reactivar la economía", dijo.

Lula Da Silva y Angela Merkel.
Lula Da Silva y Angela Merkel.AFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_