Farggi se quedará con 85 trabajadores de Frigo y producirá para Unilever

CC OO exige la retirada del expediente de regulación para cerrar la fábrica

Farggi, la cadena de heladerías del grupo catalán Farga, asumirá a 85 empleados de los 268 que trabajan de la planta de Frigo en Barcelona si sale adelante su proyecto de comprar la factoría. La operación evitaría el cese fabril de la planta propiedad del grupo Unilever y salvaría el puesto de parte de la plantilla. Para el resto, la multinacional propone prejubilaciones y despidos con indemnizaciones, según fuentes conocedoras del proceso.

La firma de helados del grupo Farga, presidido por Jesús Farga, opera ahora con una planta de elaboración en la localidad barcelonesa de Montgat, pero concentrará mayor carga de trabajo en Barcelona si sale adelante la compra de las instalaciones. La plantilla total podría alcanzar las 140 personas e ir creciendo hasta las 200 en el plazo de un año, explican las mismas fuentes. Para garantizar la viabilidad del proyecto, Unilever se comprometerá a subcontratar a Farggi la producción de helado durante unos tres años aproximadamente, con lo que la empresa catalana fabricará su propio producto y contará con los pedidos de Unilever.

Unilever no se plantea retirar los 268 despidos sin un acuerdo firmado
Los trabajadores continúan sus protestas contra el cese fabril

El éxito de esta carambola depende de que Farga logre los créditos y avales necesarios para hacerse con la factoría, y éstos dependen del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), el organismo de crédito público de la Generalitat, y de otras entidades privadas. Según informó ayer Efe citando fuentes cercanas a la operación, Caja Madrid es una de las dos entidades financieras que podrían dar su aval a la compra.

En un momento en que el propio presidente del Gobierno catalán, José Montilla, ha pedido al sistema bancario que no cierre el grifo del crédito a las empresas y las familias, los representantes de los trabajadores dan por descontado el respaldo del ICF al proyecto de Farga. De hecho, la propia Generalitat ha trabajado en los últimos tiempos en la búsqueda de una solución industrial al cierre de la histórica fábrica de helados.

UGT de Cataluña vio con buenos ojos la existencia de un proyecto que salve parte del empleo - "siempre y cuando la empresa mantuviese a toda la plantilla"- y fuentes de Comisiones Obreras señalaron: "Una vez que ha salido a la luz una empresa que quiere comprar la planta, emplazamos a la dirección a presentar el proyecto siempre y cuando se retire el expediente de regulación de empleo (ERE)". Esquerra Republicana también exigió ayer a la Generalitat que rechace el expediente alegando que la factoría tiene beneficios.

Unilever, de momento, asegura que no está por la labor de retirar el ajuste. La compañía, que es propietaria de otras marcas, como Dove y Tulipán, presentó el ERE para cerrar la factoría y no se plantea "ningún otro escenario" mientras no haya ningún acuerdo firmado en otro sentido.

De momento, la compañía se reúne el próximo martes con representantes del Departamento de Trabajo, que debe aprobar o rechazar el expediente.

Los trabajadores también continúan su frente contra el cierre. Un centenar de ellos, según la Guardia Urbana de Barcelona, se concentraron ayer frente al centro comercial Diagonal Mar en protesta contra los despidos.

Los manifestantes, que ayer realizaron la tercera concentración de protesta desde que se dio a conocer el ERE, cortaron el tráfico a la altura de la avenida Diagonal en dirección a Glòries, sin que se produjeran incidencias.

Los empleados ya convocaron una concentración parecida el pasado 17 de octubre, frente a las oficinas de la multinacional Unilever en Barcelona, en L'Illa Diagonal, y repitieron protesta el 24 de octubre frente al centro comercial Glòries.

El ERE de Frigo se suma a otros que la Generalitat tiene sobre la mesa, como el que afecta a 280 empleados de la fábrica Pirelli en Manresa. Nissan también ha anunciado que quiere despedir a 1.680 trabajadores en su factoría de Barcelona, aunque aún no ha presentado expediente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 31 de octubre de 2008.