Denuncia por el exceso de metales pesados en el Eume

Colectivos ecologistas han llevado al fiscal especializado en medio ambiente, Álvaro García Ortiz, los análisis realizados por la Universidad de A Coruña que detectan niveles excesivos de metales pesados en el río Lavadoiro, un afluente del Eume. Adega y Fusquenlla pretenden con esta medida parar el llenado de la mina clausurada en As Pontes, que Endesa quiere convertir en un lago.

Los denunciantes sostienen que la composición del fondo de este yacimiento de Endesa es muy similar al terreno del que proceden las escorrentías contaminantes que han llegado al Lavadoiro. El futuro lago, aseguran, será una balsa tóxica que afectará a su vez al Eume.

Según el informe de la universidad, el Lavadoiro multiplica por 2.870 los umbrales de aluminio recomendados por la ONU; por 24 los de uranio; por 4,7 los límites de arsénico; y por 2,2 los de cromo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de octubre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50