Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un préstamo para pagar a los profesores universitarios de Madrid

Las universidades públicas de Madrid tendrán que pedir un préstamo que será avalado por la Comunidad. Es la vía más probable, entre las habladas con el Gobierno regional, para poder pagar las nóminas de los profesores y el resto del personal de aquí a enero, después del sorpresivo recorte de un 30% en la partida para nóminas del Gobierno de Esperanza Aguirre, que aún se mantiene. La diferencia es que ahora se les va a reconocer la deuda, aunque parcialmente.

Pero a los rectores no acaba de convencerles esta solución. Las universidades ya están muy endeudadas, especialmente por lo que les debe el Gobierno regional por diversos conceptos desde 2004 (por ejemplo, 28 millones de euros a la Autónoma y 20, a la Complutense).

Ésta es la situación después de la reunión mantenida ayer entre el consejero de Economía y Hacienda de Madrid, Antonio Beteta, y una delegación de las universidades públicas madrileñas. "Las nóminas hasta fin de año están garantizadas y también estarán incluidas partidas en los presupuestos de 2009", aseguró Beteta.

"Se están barajando varias fórmulas de financiación", señaló el consejero. Y el vicerrector de Profesorado de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez, mandó ayer a los profesores y al resto del personal afectado un mensaje de "tranquilidad". "Estamos negociando y buscando una alternativa para el pago de las nóminas, que está absolutamente garantizado. Todos cobrarán sin problema estos meses", aseguró.

Apretarse el cinturón

La reunión de ayer no es más que una primera toma de contacto. Mañana por la tarde se reunirán los rectores para analizar la propuesta de la comunidad, especialmente las de financiación. "En cualquier caso, las universidades deben ajustar sus gastos a la crisis, apretarse el cinturón", les ha recordado Beteta.

El presidente de los rectores españoles y máximo dirigente de la Autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo, pidió ayer a las comunidades que cumplan "escrupulosamente" los modelos y planes de financiación aprobados y firmados. Madrid tiene un compromiso presupuestario con sus seis universidades públicas hasta 2010, que saltará si persiste su intención inicial de mantener el recorte anunciado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 2008