Una UVI móvil para llevar a Neira

"Ha ido todo muy bien", decía ayer por la tarde el portavoz de la familia Neira, Javier Castro. Una UVI móvil trasladó a media mañana de ayer al nuevo hospital Puerta de Hierro a Jesús Neira, en coma desde el 6 de agosto por las lesiones que sufrió tras ser golpeado por defender a una mujer agredida. El profesor sigue estable, dentro de la gravedad, aunque anteayer se le detectó una hemorragia y le tuvieron que hacer dos transfusiones, explicó el portavoz. Ayer seguía perdiendo sangre y le hicieron dos más.

El único de los cuatro médicos que atendieron a Neira antes de entrar en coma que no había declarado ante el juez lo hará hoy. Están los cuatro imputados por una presunta negligencia médica, ya que ninguno ordenó hacer un escáner para detectar el derrame que haría entrar en coma al profesor. La titular del juzgado número 4 de Majadahonda, Yolanda Rodríguez, espera a las 9.30 al médico residente que vio a Neira en las urgencias del Puerta de Hierro el 4 de agosto. Ha sido el ministerio fiscal el que le ha citado, aunque los abogados de la familia, Javier Gómez de Liaño y María Dolores Márquez de Prado, también lo habían solicitado.

Más información
El profesor Neira comienza a respirar por sí mismo aunque sigue conectado a un respirador
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS