Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cebrián pide una reforma audiovisual "sin amiguismos"

El consejero delegado de PRISA alerta del "despilfarro" de los canales públicos

El consejero delegado del Grupo PRISA (editor de EL PAÍS), Juan Luis Cebrián, reclamó ayer del Gobierno medidas para recomponer el sistema de medios de comunicación, roto por el "amiguismo" en la concesión de licencias, el "clientelismo" de algunos medios, el "despilfarro" de las televisiones públicas, la "complacencia" del Gobierno y la complicidad de las televisiones autonómicas en el conflicto del fútbol. Para poner fin a la "inseguridad jurídica" que envuelve el sector, pidió "normas firmes y manos fuera de los poderes fácticos y políticos".

Durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación, Cebrián aseguró que los medios de PRISA son independientes -"No estamos alineados con ningún Gobierno ni contra ningún Gobierno"-, y lamentó que las licencias sean usadas como elementos de presión por el poder. En este sentido, recordó el papel de Aznar en la guerra digital al promover una plataforma para intentar asfixiar a Canal Satélite Digital. Dijo que la paz digital le costó a Sogecable una deuda de mil millones de euros. "Es la factura que hay que pagar por las aventuras de Aznar y Cascos. Espero que las aventuras de Barroso [ex secretario de Estado de Comunicación] y García Ferreras [director general de La Sexta] no nos cuesten otros mil millones".

Cebrián confió en que el Gobierno de Zapatero sea capaz de arreglar el "maremágnum" audiovisual, aunque se mostró escéptico. "Llevamos 12 años esperando la Ley General Audiovisual. Estamos ante la cuarta oportunidad". Para ello, consideró necesario solucionar previamente el conflicto del fútbol, que enfrenta a Audiovisual Sport y Mediapro. Dudó de un desenlace "extrajudicial", toda vez que sobre los directivos de Mediapro y La Sexta pesan varias querellas por estafa y apropiación indebida de la propiedad intelectual.

Preguntado por el futuro de Digital +, Cebrián dijo que "la televisión de pago es el negocio de comunicación más rentable en España", y se manifestó satisfecho de las ofertas recibidas porque "están en la horquilla de valor que habíamos establecido", es decir, 11 veces un Ebitda de 350 millones de euros. Explicó que el objetivo de PRISA es recortar su deuda a tres veces el Ebitda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de septiembre de 2008