Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tercer intoxicado en un mes por agua de Cabreiroá

Un sorbo a una botella de agua mineral de la marca Cabreiroá causó ayer a un joven orensano quemaduras leves en la laringe. Cuando la policía local acudió a la cafetería en la que se produjo el suceso, situada en la Plaza de la Marina, en el barrio de A Ponte, el intoxicado tenía aún en su mano la botella de la que había tomado el sorbo. Según reconoció él mismo, el trago le causó un fuerte ardor en la boca y en la garganta e intentó calmarlo bebiendo abundante agua del grifo mientras esperaba la ambulancia.

Como medida cautelar, y a expensas de la investigación que lleve a cabo Sanidade, la policía se incautó de la botella que "presentaba un fuerte olor, similar al de la lejía" así como del resto del stock de agua embotellada de la mencionada marca que tenían en la cafetería.Tras las primeras diligencias abiertas ayer, la investigación está pendiente de la evolución de la víctima y del análisis del agua requisada, que se hará en el Instituto de Toxicología de Santiago.

El de ayer es el tercer caso similar en menos de un mes. El jueves, una vecina de Cea, Elena González, sufrió una faringitis por la ingesta de varios tragos de agua de una botella de agua mineral, también de la marca Cabreiroá. La Guardia Civil se incautó de la botella con carácter preventivo junto con el resto del lote al que pertenecía con vistas a realizar el correspondiente análisis. El caso más grave se produjo el 23 de agosto, cuando un mujer de 38 años, Elia Roqueiro, sufrió una intoxicación que obligó a ingresarla en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Complejo Hospitalario Cristal Piñor de Ourense, luego de beber un vaso de agua de una botella de marca Cabreiroá, en un bar en Cea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de septiembre de 2008