Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Álvaro de Rújula | Físico teórico

"Los microagujeros negros son inofensivos"

"El bosón de Higgs es el sospechoso más buscado en el LHC porque, si existe y tiene las propiedades predichas por el Modelo Estándar de Física de Partículas

[que describe todas las partículas elementales conocidas y sus interacciones], el LHC lo tiene que encontrar", comentó ayer Álvaro de Rújula, físico teórico del CERN. "Pero si no se descubre sería un descubrimiento tremendo porque nos tendríamos que replantear toda la física de partículas".

Pero desde luego, aquí no se acaba el potencial de descubrimientos del LHC. Con este colisionador se podría encontrar mucho más. De Rújula describía ayer la lista de los potenciales hallazgos. "Si lo medimos por el porcentaje de físicos teóricos convencidos de los posibles descubrimientos, yo los pondría por este orden: primero, las partículas supersimétricas, una familia nueva que duplica las conocidas ya del modelo estándar, cada una con su pareja supersimétrica", explicó De Rújula. "Una de esas partículas supersimétricas tiene un atractivo teórico especial porque es el mejor candidato teórico para constituir la misteriosa materia oscura del universo".

El segundo puesto de su lista de potenciales hallazgos es, si cabe, más exótico: nuevas dimensiones del espacio, más allá de las tres conocidas. "Es posible que cada punto del espacio sea como una manzanita, con sus propias dimensiones. Pero como ahora vamos a ver las manzanitas muy de cerca con el LHC, a lo mejor tienen extra dimensiones internas".

Aquí se abre otro abanico de posibles hallazgos. "Si hay dimensiones extra, puede que se logren formar en el LHC microagujeros negros, y no son nada peligrosos: con la misma convicción que los físicos sabemos que tirar una manzana no es tan peligroso como tirar una granada de mano, sabemos que los microagujeros negros son inofensivos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de septiembre de 2008