Los alumnos de 16 años afirman tener mejor nivel de castellano que de catalán

En comprensión oral y escrita, los estudiantes puntúan más en castellano

¿Desventaja? Los alumnos catalanes de 16 años tienen un nivel de castellano ligeramente mejor que de catalán. Así lo acreditan las respuestas a una encuesta hecha a 1.500 estudiantes de último curso de ESO hecha por el Consejo de Evaluación del Sistema Educativo, de la Generalitat, que preside el catedrático de la Universidad de Barcelona Joaquim Prats.

En escritura, casi el 90% están bien o muy bien en castellano
Las madres dedican más tiempo a entrevistarse con el tutor de sus hijos

En hablar, leer, escribir y entender -los cuatro aspectos valorados en la encuesta- el conocimiento del castellano supera al de catalán. La pregunta a la que respondieron los alumnos era que evaluaran sus conocimientos de castellano, catalán y otras lenguas en una escala de medir de cero a 10, en la que cero era "nada" y diez "perfectamente". El trabajo fue publicado en julio como Estudio sociodemográfico y lingüístico del alumnado de cuarto de ESO de Cataluña.

Según los resultados del estudio, el conocimiento de la lengua castellana está por encima en los cuatro apartados. En escritura en catalán, el 60,6% tienen un nivel muy alto, y en castellano el 69,9%. En lectura, el 83,5% dicen tener un nivel muy alto de catalán, y en castellano el porcentaje de respuestas afirmativas se eleva hasta el 88,2%.

Lo mismo ocurre a la hora de hablar y de entender. En catalán, los que dicen tener un nivel muy alto son el 74,4% en lectura y el 91% en entendimiento, frente al 83,9% y 92,4% en castellano, respectivamente.

La suma de los estudiantes que tienen un nivel alto o muy alto en castellano es mayor en todos los casos que los que lo tienen en catalán. En castellano, el 89,5% están en este nivel en escritura, frente al 86,4% en catalán; en habla, el 94,% en castellano, y el 90,3% en catalán; en lectura, el 95,7% en castellano y el 94,2% en catalán, y en comprensión, el 96,6% en castellano y el 96% en catalán.

En el extremo opuesto, es ligeramente mayor el porcentaje de alumnos y alumnas que dicen tener un nivel bajo o muy bajo al hablar o entender catalán, que los que dicen tenerlo en castellano (ver gráfico en esta página). El informe destaca que, al basarse en respuestas de los propios alumnos, éstas pueden tener "un fuerte componente de subjetividad".

El estudio también se ocupa del tiempo dedicado por los estudiantes a hacer deberes en casa. Al margen de las seis horas diarias de clase, algo más de la mitad de los alumnos declaran dedicar entre una y dos horas diarias de estudio en casa. En concreto, el 51,9% dedican entre una y dos horas diarias a hacer tareas escolares en casa, aunque uno de cada cuatro encuestados (el 26,1%) contestó que empleaba menos de una hora al día en estudiar en casa.

Las chicas dedican, en general, más tiempo que los chicos al estudio en casa. Las que estudian dos horas o más cada día suman el 30,3%. En cambio, sólo el 11,4% de los chicos dicen que dedican al estudio menos de dos horas por día en sus casas, destaca el informe.

El nivel educativo de la madre o el padre no es determinante en el tiempo que dedican los hijos a estudiar en casa, afirma el estudio. En general, las madres se dedican más al seguimiento del estudio de los hijos, al menos en lo que respecta a contactar con sus tutores.

El 60% de las veces es la madre la que va en solitario a entrevistarse al centro con el tutor de su hijo o hija, mientras que sólo va el padre en solitario en el 5,9% de las visitas. El 31,4% de las visitas las hacen conjuntamente la madre y el padre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS