Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acelerador de partículas LHC se retrasa a septiembre

La primera inyección de partículas en el Gran Colisionador de Hadornes (LHC) se hará finalmente el 10 de septiembre, y no a finales de agosto como estaba previsto en un principio, según anunció ayer la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN).

Poner en marcha el acelerador de partículas más potente del mundo no es tan sencillo como accionar un interruptor. El primer intento de que un haz de partículas circule por el LHC llega tras concluir con éxito el enfriamiento y las pruebas de electricidad. La siguiente fase, el encendido de los 1.600 imanes de superconducción y de todos los circuitos de cada sector, estaba a punto de completarse a finales de junio. Este fin de semana está prevista una prueba para sincronizar el LHC con otro acelerador de partículas (SPS). El último paso antes de la inyección.

El acelerador LHC generará haces de partículas con una intensidad energética siete veces mayor que cualquier otra máquina anterior, llegando a ser 30 veces superior cuando alcance su máximo rendimiento, en 2010. España aporta este año al CERN 55 millones de euros, según los últimos datos de la institución, lo que le sitúa en el quinto puesto de los países contribuyentes. Hay investigadores implicados en los cuatro experimentos principales a lo largo de todo el país.

Tras la primera inyección de partículas, se seguirán realizando pruebas durante el mes de septiembre. La finalidad es confirmar que la máquina está perfectamente preparada para acelerar y colisionar los haces a la potencia prevista para finales de este año: cinco teraelectronvoltios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de agosto de 2008