Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios auguran más suspensiones de pago entre las constructoras

El Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública (Ceacop) alertó ayer de que existe un riesgo "muy alto" de que tras el verano se reproduzcan en la comunidad Andalucía casos de suspensiones de pago como el de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa. El secretario general de Ceacop, Ignacio Díaz, explicó que "si el grifo se sigue cerrando", lo que ha sucedido "con esta gran inmobiliaria puede extenderse". Ceacop celebró ayer en Málaga una asamblea general con más de 100 empresarios andaluces para analizar la situación. La patronal informó de que ya se han producido casos similares de suspensión de pagos en pequeñas empresas, en una media de diez o quince al mes, pero que "por suerte o por desgracia no está siendo ninguna de las empresas que está generando más riqueza y más empleo todavía", aunque después del verano "puede haber sorpresas".

Díaz ha asegurado que los grandes grupos constructores de Andalucía tiene todos falta de cartera y falta de financiación, porque pueden llegar a poseer 15 millones de euros en pagarés pero la entidad bancaria no los acepta "porque no se fía de la otra constructora". El representante de Ceacop ha hablado de "recesión" y ha manifestado que no quieren ayudas ni subvenciones "pero sí una serie de medidas que ayuden a paliar un poco la crisis", porque temen que los planes de vivienda andaluz y las inversiones del Ministerio "se queden en papel mojado".

Además, se ha quejado de la falta de confianza en las empresas andaluzas porque "no puede ser que casi el 80% de todo lo que se invierte en Andalucía sea para empresas nacionales o regionales" de otra comunidad autónoma. "No puede ser que Andalucía enriquezca a otras regiones y que las nuestras empresas estén cerrando", añadió Díaz quien dijo que el porcentaje de paro aportado por la construcción regional ronda ya el 30%". Díaz pidió "soluciones a corto y medio plazo", que pasan por mantener las inversiones y ejecuciones en obra pública y relanzar las hidráulicas, porque se están perdiendo los fondos europeos para ello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 2008