Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat dice que no fue informada de las lesiones de Xavier Vilaró

El caso del jefe de la Guardia Urbana de Barcelona lesionado supuestamente por una bola de goma de los Mossos d'Esquadra durante los disturbios que siguieron a la victoria de España en la Eurocopa lleva camino de convertirse en un misterio inexplicable. O peor aún, en un interminable enfrentamiento entre los dos lados de la plaza de Sant Jaume al más viejo estilo de la era pujolista. Nadie se responsabiliza, nadie dice saber nada.

Pero lo cierto es que el incidente tardó cinco días en trascender a la opinión pública y hoy por hoy nadie ha explicado por qué. Ayer la Generalitat dio una nueva versión. El consejero de Política Territorial, ayer en funciones de portavoz tras la reunión del Gobierno, aseguró que si la Generalitat no informó de los sucesos fue porque el Ayuntamiento no se lo dijo.

Nadal aseguró que el Gobierno no informó del incidente "hasta que fue informado". Eso sí, evitó darle toda la culpa al Ayuntamiento aclarando que "en parte la falta de información es consecuencia de la falta de información por parte de la persona que sufrió el incidente".

Dicha agresión tuvo lugar el pasado domingo 29 de junio por la noche, durante las concentraciones espontáneas de hinchas de la selección española de fútbol tras su victoria en la Eurocopa.

En la plaza de Espanya hubo episodios de violencia causados por los aficionados, lo que obligó a los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra a actuar. Fue entonces cuando una pelota de goma impactó en el abdomen de Xavier Vilaró, que sufrió lesiones de gravedad.

Desmentido municipal

La alegada ignorancia del Gobierno catalán sobre el incidente en que fue lesionado el jefe de la Guardia Urbana, fue desmentida ayer mismo por el Ayuntamiento de Barcelona.

Fuentes del Consistorio barcelonés puntualizaron que la concejal de Seguridad, Assumpta Escarp, informó al Departamento de Interior de la Generalitat de que Vilaró estaba ingresado en el hospital del Mar. Lo hizo por teléfono el lunes por la mañana, horas después de que el jefe de la Guardia Urbana acudiera al hospital aquejado de un fuerte dolor que atribuyó a un impacto que recibió el día antes.

Ayer los partidos de la oposición volvieron a exigir explicaciones sobre el incidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de julio de 2008