Separadas dos siamesas unidas por el abdomen

Las gemelas Hanae y Youssra nacieron en Melilla el 14 de junio unidas por el tórax y el abdomen. Una malformación poco frecuente de la que se da un caso entre cada 200.000 bebés. Hoy, apenas tres semanas después del parto, cada una descansa en una cuna de la UCI de neonatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Un equipo formado por 36 profesionales, entre cirujanos pediátricos, neonatólogos, anestesistas, cirujanos plásticos y enfermeros, preparó y culminó con éxito el martes una operación para separar a las dos hermanas.

"Todo funcionó como un reloj. Hicimos la intervención como si la estuviéramos haciendo todos los días. Lo cual no es verdad", contó ayer Tomás Gómez-Cía, jefe de cirugía plástica y reparadora del Virgen del Rocío, que explicó la intervención acompañado de la consejera de Salud, María Jesús Montero, y de los responsables de las demás áreas que participaron en la operación.

Las gemelas, de padres marroquíes que prefirieron que sus hijas nacieran en Melilla al saber que eran siamesas, compartían el hígado, parte del esternón, musculatura abdominal, el diafragma, una vena umbilical intrahepática y el peritoneo. La intervención duró ocho horas, durante las que los médicos seccionaron en dos el hígado, separaron y reconstruyeron los demás órganos y cerraron el hueco del abdomen de cada hermana. Con todo, lo más difícil fue "garantizar la coordinación", reconoció Juan Carlos de Agustín, jefe de cirugía pediátrica.

Los médicos del Virgen del Rocío prevén una pronta retirada de la ventilación mecánica a los bebés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de julio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50