Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Antonio López asalta el 'ranking'

Su pintura 'Madrid desde Torres Blancas' fue subastada ayer en Londres por 1,7 millones de euros, lo que le convierte en el artista español vivo de mayor cotización

Con el imponente paisaje urbano Madrid desde Torres Blancas, el pintor Antonio López logró ayer batir la cotización de un artista español vivo, sentenciada por el martillo de la sala Christie's en la colosal cifra de 1.385.250 libras (1,8 millones de euros). Ese guarismo sin precedentes en el mercado del arte para un artista español desbanca del primer puesto del ranking a Miquel Barceló, cuya obra Biblioteca con Poe fue vendida hace dos años por 1,244 millones de euros.

El cuadro de Antonio López (Tomelloso, 1936), considerado por los especialistas uno de los más importantes de su producción, es también una de sus obras de mayor formato: exactamente 144 x 244 centímetros de óleo sobre tabla. La pieza del maestro del hiperrealismo, en cuya ejecución empleó seis años (la realizó entre 1976 y 1982), fue vendida directamente a un coleccionista privado europeo hace un cuarto de siglo y muy rara vez ha sido vista en público.

Esta obra que ayer batió en Londres todo un récord en la historia del arte español ha sido definida por los expertos como "un diario de artista", puesto que López plasmó la misma escena durante meses distintos. Así, la luz del atardecer a las 21,40 horas en Madrid que marca el reloj de uno de los edificios correspondería al mes de junio, mientras que la ausencia de tráfico en la avenida de América sugeriría que ese fragmento fue pintado en agosto.

Era la única de sus grandes obras que no había salido a subasta y, a pesar de la considerable cifra recabada, no logró alcanzar las mareantes previsiones que había trazado la firma de subastas londinense: entre 1,9 y 2,5 millones de euros.

Los herederos del propietario de Madrid desde Torres Blancas decidieron desprenderse del cuadro en la subasta que Christie's consagraba anoche al arte de posguerra y contemporáneo, y que incluía obras de Lucian Freud (Desnudo con reflejo), Lucio Fontana (La fine di Dio) y Jeff Koons (Balloon Flower), entre otros grandes nombres.

Esta última pieza del artista estadounidense, una monumental escultura de acero inoxidable que representa una flor elaborada con globos retorcidos, obtuvo en la puja una cotización de 16,3 millones de euros.

La subasta en la concurrida sala londinense -en medio de una inusitada expectación al tratarse, sin lugar a dudas, de una de las pujas del año- ofreció asimismo la oportunidad de contemplar por primera vez Tres estudios para un autorretrato, de Francis Bacon, que hasta ahora nunca había sido expuesto ante el público.

Ese tríptico, ejecutado por el artista en París en 1975, se erigió en una de las grandes estrellas de la velada, al recabar la astronómica cifra de 21,8 millones de euros. La venta de este bacon volvió a confirmar ayer que el arte, incluso en tiempos de recesión, sigue constituyendo un fabuloso negocio.

Antonio López, quien desde ayer es el artista español vivo más cotizado de un mercado que, definitivamente, parece mirar para otro lado ante los efectos de la crisis, es uno de los pintores más prolíficos de nuestro país. Es el padre de la escuela hiperrealista madrileña y fue merecedor, entre otros, del premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1985 y del Premio Velázquez de las Artes Plásticas, hace dos años.

El ranking de los pintores españoles más populares (lalistaWIP)

El resto del podio

- Biblioteca con Poe, de Miquel Barceló. Vendido en 2006. 1,2 millones de euros.- Azul. Nº LXIX, de Antoni Tàpies, vendido en 2007 por 945.988 euros. - Mujer durmiendo (El sueño), de Antonio López, vendido en 2005 por 684.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008

Más información