Reportaje:Estilos

Indiana Jones y los Lego perdidos

Los célebres muñecos saltan al cine en forma de cortometrajes 'online'

Indiana Jones empuña su látigo y se oye un chasquido seco. Pero... hay algo extraño. El arma está sujeta por un semicilindro de plástico amarillo en lugar de por una mano. Y en vez de Harrison Ford, una figura de Lego da vida al héroe. La película se llama, también, En busca del arca perdida, pero dura un minuto y 46 segundos y es un brickfilm. Así se denominan los cortos realizados con piezas del mítico juego de construcción danés.

Más información

Género cinematográfico que nació hace una década y que se ha ido convirtiendo en todo un fenómeno de Internet. Títulos como Star Wars vs Star Trek han sido vistos un millón de veces, literalmente, en YouTube. Y www.brickfilms.com, la página web más importante dedicada a estas producciones, cuenta ya con 6.000 miembros.

Las reglas del brickfilm son sencillas. Los trabajos deben realizarse mediante una técnica de animación conocida como stop-motion, que consiste en aparentar movimiento a partir de secuencias de fotografías. Un proceso trabajoso y artesanal, que sufren con placer directores como Joseph Hayden. Para rodar Buy the by, un corto de un minuto y 13 segundos de duración, este estadounidense empleó 16 horas. "Construir los decorados lleva mucho tiempo, pero lo más duro es ir moviendo una pierna y sacar una foto, luego la otra y sacar otra foto, girar la cara y otra vez", explica vía e-mail. Hayden participó con esta pequeña comedia en la quinta edición del concurso de Animación en 24 Horas, uno de los más importantes dentro del género y que, como su propio nombre indica, premia a la mejor película realizada en un día. Para llegar a tiempo, Hayden confiesa que convenció a sus propios padres para que pusiesen voz a las figuras de plástico.

En el carácter amateur de estos trabajos reside su encanto y el secreto de su éxito. Juanjo Tenorio es un claro ejemplo. Este granadino de 18 años es uno de los pocos brickfilmers en España. Descubrió el género en Internet y, hace un par de años, ganó un concurso de versiones de un anuncio de BMW con Be lego my friend, un brickfilm rodado en el comedor de su casa. "Es como la pintura, puedes compartirlo con la gente. No como el ordenador, que te pasas toda la tarde jugando en tu cuarto y nadie sabe lo que has hecho", apunta. Tenorio prepara ahora un largo de cuatro minutos sobre el atraco a un banco. Pero el género no tiene límites narrativos. "Hice una pequeña película sobre la boda de mi prima. Estaban representados mis tíos y los novios. Fue divertido", cuenta.

La temática es, como se ve, libre. Aunque la mayor parte de los trabajos son versiones o recreaciones de escenas de La guerra de las galaxias, Harry Potter, Batman, Grease o Titanic o el asesinato de JFK. También el género bíblico tiene su hueco. The Brick Testament repasa la historia de Adán y Eva, Caín y Abel o el diluvio. "El secreto está en que millones de personas han crecido jugando con estas piezas y cualquier cosa hecha con ellos genera ternura y nostalgia", explica Hayden.

Se trata de cortometrajes con figuras de Lego rodados fotograma a fotograma JOSPEH HAYDEN

Tiempos verbales

El arte de parar"Stop-motion es una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de un objeto estático capturando fotografías", dice la Wikipedia, pero por si no se lo acaba de creer hay otros 8 millones de páginas sobre el tema. La culpa es de Tim Burton, Ray Harryhausen, Jack Skeleton, o Sam Raimi... Y éste es un recorrido por el pasado, presente y futuro de los nombres propios de la stop motion.- Era... Los muñequitos Clangers y Bagpuss eran ídolos para los niños ingleses a finales de los sesenta, antes de que les diera por crecer e irse a los campos de fútbol a darse de leches. Jasón y los argonautas y Furia de Titanes y Simbad... Son todas obras del señor Ray Harryhausen, que no era un animador: era un mago. Después sería el turno de Wallace y Gromit. Todos los perros querrían tener un dueño como Wallace y si existieran las tiendas de perrostopmotion todos adoptarían a Gromit.- Es... El espectacular anuncio (3.500 kilos de arcilla, 40 animadores, tropecientas horas de trabajo) de Sony Bravia es la prueba de que el Stop-Motion no está atascado. Tim Burton también tiene su parte de culpa en la masificación del género con Pesadilla antes de navidad (resulta que sí, que el stop-motion más que una técnica es un género). Pero... ¿qué sería de todo esto sin YouTube? ¿No queríais igualdad de oportunidades? Pues tomad tres tazas... A ver quién encuentra algo en ese marasmo. Busquen a Carrotkid y Pablo Llorens.- Será... Las voces de George Clooney, Cate Blanchett y Bill Murray dirán los diálogos de The fantastic Mr. Fox de ese freaky llamado Wes Anderson. Es su primera peli en stop-motion. Con eso y con una tonelada de Brickflimss, el futuro está asegurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 28 de mayo de 2008.

Se adhiere a los criterios de